Contraloría: El Plan de Desarrollo Distrital está rodeado de imprecisiones

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Irregularidades. La Contraloría de Bogotá aseguró que el Plan de Desarrollo presentado por la adminsitración distrital tiene duplicidad de metas y otras invisibilizadas.

La pregunta del millón. Queda la duda de la capacidad de pagar los $109 billones del plan en medio de la crisis del coronavirus.

Este lunes, la Alcaldía radicó ante el Concejo de Bogotá el Plan de Desarrollo, la carta para los próximos cuatro años de administración. El plan contempla las principales metas de la administración de Claudia López, y prevé una inversión de 109 billones de pesos. Aún así, el proyecto no está exento de dudas causadas tanto por la pandemia del coronavirus como por imprecisiones en su interior.

Así lo detalló un informe de la Contraloría de Bogotá, que analizó el proyecto radicado ante el Concejo de la ciudad. El ente de control destacó la necesidad de revisar el proyecto, en el que consideró que se han presentado muchas imprecisiones. Algunas de estas habían sido analizadas por el Consejo Permanente Territorial Distrital (CTPD) y no fueron corregidas.

Entre estas irregularidades estaría varias metas duplicadas mientras que otras fueron invisibilizadas. Otros temas en los que se presentan graves imprecisiones son la definición de las metas: se proponen ideas abstractas, según la Contraloría, como “inserción urbana” e “intervenir”. Estas no son medibles de una manera objetiva, sino que ofrecerían múltiples interpretaciones para impedir una trazabilidad de las metas.

Falta de claridad

El informe de la Contraloría destaca que el Plan de Desarrollo está desarticulado en el tema ambiental. Aunque se dedicaron 19 objetivos ambientales y 9 estrategias, estos no fueron articulados con los planes ya existentes. Por ejemplo, no se especificó dónde se sembrarán los árboles que propone sembrar la Alcaldía, no se propuso un mecanismo de generación renovable de energía y no se determinó un plan para gestión de residuos.

Así mismo, en salud hay serias preocupaciones al no haber prioridad en el tratamiento de algunas enfermedades. "Se excluyen metas de atención a pacientes con VIH, cáncer de cuello uterino y mama y tuberculosis, así como la detección precoz de niños con defectos congénitos", dice el documento. Además, destaca que no se presenta un mecanismo para conseguir la viabilidad financiera de las subredes hospitalariass.

En Movilidad, ante las megaobras como el metro y los Regiotram, la Contraloría destaca que el Plan de Desarrollo no presenta articulación con las obras ya presentes. Tampoco da soluciones a uno de los problemas más complejos de Bogotá: el alto costo de operación del Sitp, que provoca el déficit tarifario en el sistema.

La última duda del ente de control ante el Plan es la financiación del mismo. La Contraloría consideró que los 109 billones de pesos destinados a inversión son recursos "que en principio tienen sustento antes de la pandemia", aunque con una desfinanciación de $18 billones. La mayor preocupación es cómo se podría financiar este proyecto en medio de la crisis económica provocada por la pandemia.

Respuesta en el Concejo

Aunque la alcaldesa Claudia López no se pronunció sobre estas críticas de la Contraloría, sí lo hicieron varios concejales. Entre ellos se destaca Diego Cancino, de la Alianza Verde y ponente del proyecto. "Las dudas que expresa la Contraloría con el Plan de Desarrollo son entendibles, porque este fue propuesto de una manera totalmente diferente a como se han pensado los demás planes", aseguró Cancino a PUBLIMETRO.

Para el cabildante, el proyecto de Plan tiene una visión mucho más extensa que los medidos anteriormente. "La estructura del Plan refleja el tipo de planeación de la ciudad en los siguientes cuatro años y más. Esto significa que no se fragmenta la ciudad, sino que se piensa en grandes propósitos que buscan articular la ciudad alrededor de estos grandes propósitos", añadió Cancino.

Aún así, otros concejales consideraron que estas dificultades ameritan una revisión más profunda al proyecto. Estas se darán en las próximas semanas en el Concejo de Bogotá, donde ya se han presentado algunas aclaraciones por parte de la Alcaldía.


Vox Populi

“Es el momento para que la Alcaldía, y justo a tiempo, revise esas proyecciones de tal manera que el Plan de Desarrollo no vaya a estar más adelante con problemas de financiamiento".

Marisol Gómez, concejal de Bogotá para la Gente.

"El Plan de Desarrollo es es muy abstracto y que le faltan metas para poderse medir. Sobre todo se quedó corto en temas ambientales".

Samir Abisambra, concejal del Partido Liberal.

"Es el riesgo de asumir una planeación de ciudad audaz, pertinente y que no fragmenta la ciudad, sino que la unifica"

Diego Cancino, concejal de la Alianza Verde.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo