“Solo pensamos en volver”: estudiantes vallecaucanos ‘atrapados’ en México ruegan por un vuelo humanitario

La Cancillería de Colombia no se ha pronunciado frente al caso. En el país norteamericano, la curva de contagios de coronavirus continúa en alza.

Por Lina Uribe Henao

El próximo 7 de mayo, Juan Felipe Caicedo y otros cuatro estudiantes vallecaucanos que comparten un apartamento en Guanajuato, México, se quedarán sin dónde vivir. “Tenemos contrato con Airbnb hasta ese día. La plataforma suspendió sus servicios acá”, dice Juan.

Les queda una semana con techo asegurado. En otros tiempos, cuando el tema del mundo no era el coronavirus, rentar una vivienda era algo que se podía resolver con unos cuantos clics y una tarjeta bancaria.

Juan Felipe y sus compañeros hacen parte de los cerca de 20 estudiantes de distintas universidades del Valle del Cauca que viajaron en enero a México, con el sueño de hacer un semestre de intercambio.

"Nos preocupa que el seguro médico se nos vence el 15 de mayo": Juan Felipe Caicedo, estudiante caleño 'atrapado' en México.

Todo estuvo bien hasta que la pandemia pisó Norteamérica. Ahora, desde el encierro en un país extraño, estos jóvenes tienen solo un anhelo: que el Gobierno colombiano autorice un vuelo humanitario que les permita regresar a casa.

“También nos preocupa que el seguro médico se nos vence el 15 de mayo. Como esa era nuestra fecha de regreso, no tenemos más dinero para seguir en Guanajuato”, agrega el estudiante de noveno semestre de Ingeniería Biomédica, ahora en la Universidad Iberoamericana León y antes en la Universidad Autónoma de Occidente.

Hasta ayer, en México se confirmaban más de 15 mil casos y 1434 muertes por coronavirus. La curva de contagios continúa en alza. La semana pasada, un funcionario de la Secretaría de Salud anunció la Fase 3 de la epidemia: los casos empezarán a contarse por miles. Los contagios silenciosos y las hospitalizaciones aumentarán.

Mientras tanto, el gobierno de Manuel López Obrador no ha tomado más medidas que la recomendación de un aislamiento voluntario y la suspensión de algunas actividades masivas.

“Quiero a mi hija sana y salva”

Desde Argelia, norte del Valle del Cauca, la señora María Ocampo cuenta que su hija Karen es otra de las estudiantes vallecaucanas ‘atrapadas’ en México. La joven, estudiante de Psicología, viajó en enero a Guadalajara y esperaba regresar a finales de junio.

“Hicimos muchas cosas para poder mandar a nuestros hijitos a que tuvieran esta experiencia. Nunca nos imaginamos una situación así”, dice María.

Sus temores son motivados por cuentas poco alentadoras: el cese de actividades en Colombia hace que sea más difícil reunir el dinero que Karen necesita para vivir en otro país.

"Nos han dicho que los estudiantes no somos prioridad y que si viajamos de intercambio era porque teníamos cómo sostenernos": Karen Quintero, estudiante de Psicología.

Y si vuelve, la suma de gastos incluye varios ceros: el costo del pasaje en el vuelo humanitario y la estadía obligatoria durante 14 días en Bogotá como medida para descartar COVID-19, solo por nombrar un par.

"Esta situación es muy triste. Quiero que el Gobierno nos dé una esperanza. Quiero a mi hija sana y salva”, dice María.

Desde Guadalajara, Karen Quintero Ocampo cuenta que la respuesta de la Embajada de Colombia en México ante la solicitud reiterativa de un vuelo humanitario no dibuja ninguna esperanza.

“Nos han dicho que los estudiantes no somos prioridad y que si viajamos de intercambio era porque teníamos cómo sostenernos. Es así, pero es que nadie contaba con una pandemia”, dice la joven de 22 años.

La tranquilidad y el optimismo que lograba mantener con sus tres compañeras de apartamento, también estudiantes colombianas, ha menguado los últimos días. Se sienten ansiosas. Encerradas. Con clases virtuales que son más tortura que distracción.

"Nosotras nos aislamos cuando empezó la cuarentena en Colombia, pero aquí no se implementaron medidas drásticas. Apenas hace una semana y media se restringió la circulación de gente. Todo ha empezado a complicarse. Ahora solo pensamos en volver”, asegura Karen.

"No es fácil estar sola"

Las redes sociales han permitido que se arme un grupo de casi 200 estudiantes colombianos que se encuentran en México y quieren regresar. Han hecho videos y han movido hilos para que sus historias lleguen a los medios de comunicación.

En Twitter, por ejemplo, crearon la cuenta @colombianosM. Hasta ahora, aseguran que el Gobierno colombiano no les ha dado ninguna pista que augure un pronto retorno.

Desde Ciudad de México, epicentro de la pandemia en el país, la estudiante María Camila Acosta resume, en sus angustias, las de todos sus compañeros. A ellos no los conocía hasta que la pandemia los unió en el intento por volver a casa aun sacrificando el sueño del intercambio.

“No estoy pasando hambre, pero mi salud está en riesgo. El Gobierno colombiano dice en los medios que está haciendo cosas y no hace nada. Esto es horrible. Hay días en los que no como porque ni siquiera me da hambre. Me gustaría estar con mi familia. No es fácil estar sola”, dice Camila.

  • Más de 15 mil casos de coronavirus se han confirmado en México.
  • 14 días de aislamiento en Bogotá deben tener quienes ingresen al país.

Más noticias de Colombia, aquí.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo