Transeúnte asesinó a tres hombres porque le dijeron un piropo a su pareja

Según testigos un piropo fue el causante de la masacre. Un hombre también resultó gravemente herido.

Por Publimetro Colombia

Un triple homicidio producto de la intolerancia se registró la tarde del domingo en el barrio Luis R. Calvo, en el nororiente de Santa Marta.

Una balacera dejó tres personas muertas y una más gravemente herida.

Según datos entregados por algunos residentes del sector, al diario El Informador de Santa Marta, estos señalaron que la masacre se originó porque donde se hallaban las víctimas, tomando unos tragos, habrían pasado dos hombres y una mujer colombo venezolanos.

De acuerdo a lo narrado por testigos del hecho, una de las víctimas, que se hallaba en el grupo le habría lanzado un piropo a la mujer, diciéndole “adiós suegro” a sus acompañantes, lo que habría generado una discusión.

En ese momento los ofendidos siguieron su camino, pero minutos más tarde, los hombres regresaron en una motocicleta y uno de ellos, sin mediar palabra, sacó un arma de fuego con la que disparó indiscriminadamente en contra del grupo, masacrando a tres personas.

“Todo estaba tranquilo en el barrio hasta cuando se escucharon por lo menos diez tiros. La gente que se hallaba en el sector corrió para sus casas para no ser alcanzadas por balas perdidas. El temor fue impresionante”, dijo una habitante del lugar al diario El Informador.

Las autoridades señalan que una de las víctimas mortales fue identificada como Franklin Sanjuanelo Márquez, pensionado, mientras que su hijo fue reportado como Pedro Sanjuanelo Morales, dedicado a las labores de taxista. Estos murieron en el lugar de los hechos.

El tercer fallecido fue Demis Herrán, yerno y cuñado de las otras víctimas mortales, quien fue llevado hasta la sala de urgencias del centro de salud del barrio Bastidas, en donde murió a los pocos minutos de haber sido ingresado.

El herido fue Jorge Armando Olaya, conocido como ‘Guasón’, quien fue trasladado hasta la clínica Los Nogales en donde fue atendido.

Ante esta situación, el comando de la Policía Metropolitana anunció el pago de diez millones de pesos de recompensa a quien entregue información que permita dar con la identidad y paradero de los responsables quienes huyeron del lugar con rumbo desconocido.

Loading...
Revisa el siguiente artículo