La agrupación que vence las barreras de la discapacidad con música

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Los 16 integrantes de la agrupación Azul Ilusión, algunos con discapacidad cognitiva y otros con sensorial o motora, ven en la música un lenguaje diferente en el que su condición no representan una barrera sino una oportunidad para demostrar su fortaleza y talento.

"Me gusta cuando le canto a la gente, al amor y a la felicidad", dijo a Efe Juan David Escobar, vocalista y pianista del grupo, quien con sus interpretaciones demuestra que discapacidad no significa límites.

En el barrio Prado en Medellín, donde está ubicada la sede de la Corporación Artística Azul Ilusión, a partir de la cual se formó este grupo que ha llevado su música hasta Córdoba (Argentina), ensayan un repertorio que incluye canciones con mensaje como "Celebra la Vida" o "La Vida es un Carnaval", además de temas navideños y bailables.

Pilar Pérez Restrepo, profesional en percusión sinfónica de la Universidad EAFIT, es la directora de la corporación y la cabeza de un proyecto que tiene a la inclusión como bandera.

"Hay gente que piensa que ellos no van a ser capaces de tocar, pero la música es otra cosa. Ahí no existe la discapacidad", apostilló Pérez.

La historia se repite en cada presentación: "Un impacto en el público" que ve subir al escenario a personas con bastones y unas "características especiales" que minutos después despejan cualquier duda con energía, inspiración y calidad musical.

Según la directora, los espectadores se encuentran con un grupo que además de "despertarles un montón de sentimientos les trae felicidad y baile".

Loading...
Revisa el siguiente artículo