logo
Noticias
 /
Noticias 23/11/2019

En medio del caos que se generó vecinos formaron grupos de defensa en edificios para evitar saqueos en Bogotá

Vecinos de diferentes sectores de Bogotá formaron la noche del viernes 22 de noviembre grupos de defensa en condominios y edificios para evitar ser víctimas de supuestos saqueos.

A pesar del toque de queda que rigió desde las 9:00 p.m., en toda la capital debido a los disturbios y saqueos que provocaron el caos en barrios populares del sur de la ciudad, como Patio Bonito, Molinos, Perdomo, Meissen y Tintal, así como en la vecina localidad de Soacha, los saqueadores han llegado también a barrios del norte, según denuncias de moradores.

“Aquí estamos como cien personas haciendo vigilancia porque son cuatro las torres del conjunto”, dijo a Efe Mario Riveros, habitantes de un condominio de apartamentos en el barrio de Mazurén.

Estas medidas fueron tomadas después de que comenzaran a circular en redes sociales supuestas noticias de intentos de saqueo en residencias de barrios como Castilla, Modelia, Salitre, Villa Cristina, Casablanca y La Campiña, en las zonas oeste y norte de la ciudad.

Por esa razón, en edificios de esos barrios y de otros como Colina Campestre, Cedritos y Orquídeas, los habitantes organizaron esta noche turnos de guardia junto con los vigilantes habituales de las unidades residenciales pues temen que la situación se agrave en la madrugada.

Ante la emergencia, los improvisados guardianes se han armaron con cuchillos, palos, extintores de fuego y todo lo que pueda servir para espantar a posibles invasores.

En algunos barrios, como Mazurén, habitantes dijeron haber escuchado disparos y en otros se activaron las sirenas de emergencia cuando hubo movimientos sospechosos.

Muchas personas relataron en las redes sociales que han intentaron pedir ayuda a la Policía pero la línea 123 de atención al ciudadano estaba colapsada, aunque un helicóptero de la institución sobrevolaba constantemente la ciudad.

Los saqueos en los barrios del sur de Bogotá comenzaron la mañana del viernes, tras las protestas pacíficas del jueves contra la política económica y social del presidente Iván Duque, y obligaron al alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa, a declarar el toque de queda.

A lo largo del día hubo enfrentamientos de vándalos con la Policía en barrios del Sur, como Patio Bonito donde la situación solo se calmó de noche con la llegada del Ejército con tanquetas.

Peñalosa restó importancia esta noche a las denuncias de intentos de saqueos en conjuntos de residencias y aseguró que se trata de “una campaña orquestada” para “generar terror entre los ciudadanos”, por lo cual los invitó a “mantener la calma”.

En medio del caos que se generó vecinos formaron grupos de defensa en edificios para evitar saqueos en Bogotá.

PARA MÁS INFORMACIÓN DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.