Piden suspender el servicio de TransMilenio el próximo 21 de noviembre "para protegerlo"

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La petición de suspender el servicio de TransMilenio buscaría evitar que el sistema sea agredido durante las manifestaciones.

Las marchas del próximo 21 de noviembre en Bogotá y todo el país han estado salpicadas de anuncios de posibles casos de violencia. Estos anuncios han ido desde la indignación que llama a los colombianos a marchar, hasta mensajes de dudosa procedencia en los que se propone la destrucción de zonas y vías del país. Entre las zonas que serían más afectadas, estarían los buses y estaciones del sistema TransMilenio.

Por esto, un movimiento cívico pidió a TransMilenio SA y la Alcaldía de Bogotá suspender el servicio de TransMilenio este 21 de noviembre. Según su líder, el excandidato al Concejo de Bogotá por el Centro Democrático Josías Fiesco, la protesta del jueves amenaza con poner en riesgo los bienes públicos y el bolsillo de los bogotanos.

Fiesco, conocido por limpiar grafitis en la Plaza de Bolívar y el Monumento a los Héroes, hizo este llamado en redes. "Presidente Iván Duque y alcalde Peñalosa, el 21 de noviembre les pedimos que no funcione TransMilenio. Es una tragedia anunciada con las amenazas que ya han hecho de destruir la estación de la calle 72 y la estación de Héroes, entre otras", dijo.

La petición de suspender el servicio de TransMilenio también tendría un sustento económico. Según la Alcaldía,  el arreglo de las puertas y demás mobiliario de las estaciones de Transmilenio cuesta 24.000 millones de pesos anuales. A su vez, cada articulado vandalizado puede costar entre 2 y 3 millones de pesos en arreglos.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo