Las puntadas que cosieron excombatientes de la Farc para su primera colección de moda en el Caribe

PUBLIMETRO acompañó en Valledupar el desfile de la línea de ropa creada para senderismo y desierto en los talleres de Pondores, La Guajira y Tierra Grata, Cesar. Los desmovilizados desean vender sus productos en todo el país.

Por Lina Robles

Con la emoción de haber logrado sus primeras ventas, los directores de los talleres Fariana Confecciones en Pondores, La Guajira y Tierra Grata, en Cesar mostraron ante una audiencia especializada su primera colección de moda que presentó la ropa de la paz. Cada prenda fue elaborada con la experiencia que les dio el senderismo en la alta montaña y su trasegar en el desierto en las correrías del Frente 59, que operaba en la Serranía del Perijá.

“Queremos que la gente nos compre la línea de ropa que hicimos. Estamos agradecidos de poder tener la oportunidad de mostrar lo que más deseamos hacer en esta vida que es confeccionar ropa”, dijo a PUBLIMETRO John Albarrán, excombatiente y director del taller del Espacio Territorial para la Capacitación y Reincorporación ETCR de Tierra Grata, en César.

Para ellos solo queda el recuerdo y la experiencia de aquellos días “en el monte” cuando tenían a su cargo la confección de miles de prendas de vestir para la dotación de la tropa, cientos de pares de botas, tiendas para acampar y hasta morrales.

“Se trabajaba con el material que se tenía a la mano lona y telas para alta montaña, no había mucho de dónde escoger. Solo teníamos dos máquinas de coser y con plantas eléctricas operábamos en medio de terrenos difíciles. Ahora nos parece mentira que contemos con dos talleres, con máquinas y una capacitación para entregar un producto con un alto estándar”, detalló  Diosenel  Criado, líder del taller de Pondores, quien llevaba 20 años en las Farc.

Actualmente ambos talleres, dirigidos por John y Diosenel, quienes antes eran los sastres en el frente, están dotados con 22 máquinas de coser operados por más de cuarenta desmovilizados. Durante dos años y medio han trabajado de manera operativa, contado con más de seis meses de capacitación.

Todo este proceso se da gracias a la gestión de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, y con recursos del Departamento de Asuntos Políticos de la ONU. Este proyecto hace parte del programa de fortalecimiento a iniciativas productivas de excombatientes de las Farc que lidera la Misión.

A este emprendimiento también se ha sumado la FAO que, con recursos del Fondo Europeo para la Paz, ha capacitado a los participantes de este proceso en talleres de patronaje y confecciones en alianza con el SENA. Además, el proyecto adelanta la gestión para la construcción del taller de confecciones más amplio y adecuado para sus labores, que sería construido este mismo año.

“Todo nace con el proceso de paz y tomamos todo ese conocimiento adquirido en el conflicto para que sea de provecho para la comunidad, para los empresarios y así ratificar que nos quedamos con la paz”, resaltó Diosenel.

En estos espacios territoriales actualmente conviven 180  excombatientes en Tierra Grata y 250 en Pondores de los más de 13 mil desmovilizados que abandonaron las armas en el país.

La firma de moda La Factoria hizo una serie de capacitaciones para corregir ciertas debilidades y potencializar las virtudes de los productos en los talleres con el fin de poder crear una moda práctica y comercialmente viable para el consumidor final.

“La capacitación era en La Guajira y desde Tierra Grata viajaba y me quedaba toda la noche esperando las clases con los diseñadores, con una emoción, porque confeccionar es lo que he querido hacer toda mi vida. No sabíamos cotizar, no sabíamos de costos ni presupuestos, no sabíamos de patronaje. Hoy en día cotizamos, patronamos, diseñamos y confeccionamos”, explicó Albarrán, moviendo sus manos visiblemente entusiasmado.

Para Alejandra Prado de 22 años, quien trabaja en los talleres como operaria, ha sido fundamental el apoyo que está recibiendo para convertirse en una “experta” en fichas de producción. La joven se mostró feliz y animada porque ese primer día habían vendido algunas prendas de la colección.

“Soy la encargada de que los pantalones queden supér bien confeccionados y esta es una oportunidad que se abre para que nuestras familias tengan una opción de negocio diferente al conflicto y queremos que Colombia vea lo que somos capaces de hacer y soñar”.

Los talleres de Pondores y Tierra Grata se encuentran listos para recibir cualquier tipo de pedidos en confección, ya sea uniformes para empresas, de enfermería y hospitales, dotación de cocina y chefs y demás prendas. “Nosotros nos medimos para confeccionar cualquier tipo de pedido para todo el país”, resaltó Albarrán.

Entre los primeros clientes que creyeron en los avances del Proceso de Paz están Cementos Vallenatos y la Cámara de Comercio de Valledupar que contaron con estos talleres para la elaboración de diversas prendas.

“Esperamos poder celebrar algunas alianzas comerciales con clientes en todo el país. Deseamos que Colombia entera conozca nuestro proyecto y lo que estamos haciendo para salir adelante dentro de los espacios territoriales. Allí se está confeccionando, diseñando y se está creando. Queremos que nuestras confecciones sean nuestra principal fuente de ingresos una vez se acabe el aporte del Estado”, afirmó Diosenel.

Las botas de la paz

La colección también presentó la línea, con las ya reconocidas botas de la paz, que estos exFarc consideran que son totalmente “todo terreno”. Este calzado se ha convertido en un preciado artículo después de que el magnate estadounidense Howard Graham Buffett apareciera luciendo un par durante un conversatorio ante más de 500 asistentes en Nueva York en el mes de septiembre.

“Las botas son uno de nuestros logros comerciales porque sabemos cómo hacerlas para que sean más durables y resistentes en todo tipo de clima, por eso son muy apetecidas en el mercado”, indicó Albarrán.

Vienen en tonos negro y café para todas las tallas y gustos y además traen el sello de Tierra Grata “Territorio de Paz”.

El ojo experto

La madrina del proyecto es la experta en moda Pilar Castaño quien viajó hasta estas zonas para dictar charlas y conocer la colección de primera mano.

“Estoy muy emocionada porque esta colección es la culminación de algo muy importante. Si logramos llegar hasta los hogares de personas que se pueden expresar con sus manos, con sus oficios, con su sabiduría y además poder traducir eso en números, que se comercialice y que de verdad esto sea una fuente de empleo todo el Proceso de Paz tendrá sentido”, destacó Castaño.

La línea cuenta con chaquetas, cortavientos, pantalones, bermudas, camisas y chalecos para climas fríos, cálidos, húmedos y secos en tonos tierra combinados con colores llamativos.

“Vimos una moda urbana, sin género, que es totalmente unisex y para allá va la moda. Con colores caquis. Ellos han traducido en esta colección lo que han visto en su imaginario y la moda es eso comunicación y transmitir su entorno. Están cosiendo con diseño y con sentido común de la mano de La Factoría con una moda práctica y viable”, concluyó la experta.

En contexto

La Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia tiene el mandato de verificar dos de los puntos esenciales del Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Colombia y FARC: el punto 3.2. Reincorporación de las FARC-EP a la vida civil —en lo económico, lo social y lo político—; y el punto 3.4. Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones y conductas criminales.

Número de contacto para pedidos: 312 7847619

La frase: “Ratificamos que nos quedamos con la paz”, Diosenel Criado.

La cifra:  44 excombatientes trabajan en los talleres de Pondores y Tierra Grata.

Excombatientes de las FARC presentan su colección de moda senderismo y desierto

Posted by Lina Robles on Wednesday, October 30, 2019

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo