Solo tres vías pasarían a través de la Reserva Van der Hammen

El proyecto del POT cambiaría y solo daría paso a tres vías a través de la reserva. Un experto opina sobre la visión al futuro de Bogotá.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La Alcaldía de Bogotá adelanta una de las más importantes normas de la próxima década. El proyecto del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que está en proceso de radicación, sería modificado por una solicitud de la propia administración distrital. Este cambio podría generar una importante modificación en la reserva van der Hammen, en esepecial, por la intención de construir vías en el extremo norte de Bogotá.

La Alcaldía pidió la modificaicón a través de una carta enviada a la CAR este domingo, que fue difundida por la Veeduría de la Reserva. La solicitud que se realizó implica reducir de 150 a 24 hectáreas la zona sustraída de la reserva para la construcción de vías en la ciudad. Esto aplicaría en la concertación del proyecto que empezará su debate en el POT con las peticiones ambientales de la CAR.

La reducción del área destinada busca disminuir radicalmente el número de las vías que se construirían en el área de la Reserva. En vez de trazar doce avenidas, se daría prioridad a tres: la Avenida Laureano Gómez (Carrera Novena), la Avenida Boyacá que llegaría hasta límites con Chía, y la vía Suba – Cota.

Esto cancelaría temporalmente la solicitud de vías como la Avenida Longitudinal de Occidente, la Ciudad de Cali y la Avenida Guaymaral (calle 222). También se desistió adelantar la sustracción de vías en la Avenida Alberto Lleras Camargo (Carrera Séptima), aún cuando esta vía tendrá una ampliación importante que se buscaría realizar a partir de alianza público privada (APP).

Según el documento, el motivo para desistir de la intervención en la reserva van der Hammen es que el área que se destinará para la ampliación de la Carrera Séptima entre las calles 222 y 235 se hará por su costado oriental, en la que se encuentran, entre otros, la reserva del bosque de los Cerros Orientales.

Los activistas celebran con la Reserva van der Hammen…

Las comunidades defensoras de la Reserva van der Hammen celebraron la decisión de retirar la sustracción de vías del área protegida. Para la exsecretaria de Hábitat y actual defensora de los derechos de los cerros, se pronunció a favor de la medida, aunque hizo una advertencia sobre el énfasis que se dará a los proyectos de la Novena, la Boyacá y la Suba-Cota.

“De 150 hectáreas a sustraer bajaron a 24. Mantienen, por ahora,  la Carrera 9a, la Avenida Boyacá y la vía a Cota. El control ciudadano da resultados. Sin embargo, la decisión indica que acelerarán la aprobación de la sustracción de esas 3 vías, a pesar de que algunas necesitan licencia y de que no han cumplido los requisitos técnicos. Seguiremos controlando, no se pueden pasar por encima de la ley”, aseguró Maldonado, quien añadió que se revisará la posibilidad de que la obra incluya cambios en el bosque de los Cerros.

…y la Alcaldía se mantiene

Por otro lado, el alcalde Enrique Peñalosa aseguró que no han desistido de pasar 12 vías en la reserva. El mandatario afirmó que se dará solo un énfasis en las obras existentes, que están, en sus palabras, “prácticamente contratadas”.

“Hicimos unas modificaciones a la Boyacá, que la prologamos hasta Chía, y a la ALO  que llegaba hasta Autopista Norte con 240. Le sacamos un brazo para llevarla también hasta este municipio”, aseguró Peñalosa, quien añadió que estas obras son necesarias para destrabar la congestión en la Autopista Norte.

Peñalosa insistió en su visión de una reserva que “bloquea” estas congestiones. “Nosotros tenemos un trancón monumental y sin embargo muchos de los proyectos viales están bloqueados por la Reserva Van der Hammen (…). Tiene lotes privados, invernaderos y canchas de fútbol. Entonces las prolongaciones hacia el norte como la Boyacá y la Ciudad de Cali, entre otras, están obstaculizadas por la Reserva, así como la conexión de la Calle 170 a Cota”, afirmó el alcalde.

Visiones de desarrollo

Estas y otras discusiones harán parte de la discusión sobre el futuro de Bogotá, con miras a un POT que se espere que funcione hasta 2031. Expertos de todo el mundo dieron sus opiniones en el marco del foro Ágora Bogotá, la pasada semana. Uno de los más importantes fue el director del Centro de Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia, Jeffrey Sachs, quien dialogó con PUBLIMETRO sobre los objetivos del crecimiento de Bogotá.

Mientras la ciudad se enfrasca en la discusión del metro subterráneo o elevado, Sachs destacó que un POT es necesario para regular el crecimiento en Bogotá. El POT es una herramienta necesaria para lograr “una planificación seria para el correcto uso de la tierra, la energía, las relaciones con el sector agrícola, las decisiones del transporte, y deben estar alineadas con las metas de desarrollo sostenible”, según Sachs.

Así mismo, destacó que obras como las vías no pueden ser vistas sin contar con alternativas como ciclorrutas, vías peatonales y empezar a planear una ciudad para los vehículos eléctricos y autónomos. Finalmente, destacó que el cambio climático no se combate únicamente con cambios a las ciudades, sino con un modelo mucho más completo en el que la ciudad cambie además su modelo de generación de energía a usos solares e hidroeléctricos.

Más noticias de Bogotá aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo