Fiat Mobi: el pequeño italiano que potencia el segmento de entrada

Con una competencia durísima por la base del mercado, el Fiat Mobi ofrece soluciones interesantes que pueden sacudir las ventas.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

El 2019 ha sido un año con una renovación radical en el segmento de entrada del mercado automotor. La entrada del Renault Kwid sacudió a las marcas que ofrecen citycars y motivó cambios importantes. La respuesta más rápida y directa la dio el grupo FCA con la llegada del Fiat Mobi, gran competidor en este segmento.

Desde su llegada en 2017 a la importación de Fiat, el grupo SK Bergé ha modificado ampliamente su esquema. Primero con las diferentes versiones del Uno, luego con los Argo y Cronos, logró un crecimiento vertiginoso en 2018. El Mobi es una opción que busca profundizar este ingreso al mercado de entrada.

Para esto se tiene un vehículo corto, de menos de 3.6 metros de longitud. El diseño de sus piezas ha provocado un espacio razonable para cuatro personas, pero preferiblemente de baja estatura. Eso sí, el baúl es muy restringido en capacidad, cubierto enteramente por una puerta trasera de vidrio.

En el interior se notan piezas muy sencillas y útiles. El tablero, similar al del Fiat Uno Way, tiene un computador de a bordo y un pequeño tacómetro que parece indicador de combustible. Los materiales son muy básicos, pero se piensa en la comodidad: la silla del conductor y el timón tienen ajuste de altura.

El chiquito se mueve

El motor del Fiat Mobi  es una pieza de cuatro cilindros y un litro de capacidad. Genera 68 caballos de potencia, pero tiene una curva de torque muy plana que ofrece buena recuperación. Aunque anda mejor entre 3000 y 4000 revoluciones por minuto, es flexible para ascensos limitados.

PUBLIMETRO probó este vehículo entre Bogotá y Villa de Leyva. Con dos personas y equipaje para fin de semana, circuló muy bien en autopista a velocidades legales. En los ascensos se nota evidentemente el pequeño motor, pero un manejo juicioso de la caja permite exprimirlo.

En ciudad, su elemento natural, la reacción es muy efectiva. Las llantas de 14 pulgadas (y cuatro pernos) ofrecen un ángulo de giro muy cerrado. Esto, la mínima distancia entre ejes y la suspensión, hacen que moverse en curvas sea muy entretenido. Los frenos son suficientes, pero no son el punto más brillante.

Con lo justo

En accesorios, el Fiat Mobi viene con lo mínimo. Cuenta con un equipo de entretenimiento basado en Android, con pantalla de 7 pulgadas y que no consiste del excelente sistema UConnect de Fiat, sino basado en Android. Tiene dos airbags y ABS, sistemas básicos de seguridad pero que escasean con su competencia.

Que no es cualquier cosa: está directamente contra el Renault Kwid. El pequeño vehículo del rombo y el italiano se parecen mucho. Ambos vienen de Brasil, tienen espacio para cuatro personas, motor de un litro y un diseño urbano. Otros autos como el Chevrolet Spark GT, el Kia Picanto y el Suzuki Celerio llegan con conceptos y orígenes diferentes.

Pero en general, el Mobi es una opción muy interesante en el segmento de entrada. Tanto, que puede terminar canibalizando al pequeño Uno que ha sido el impulso de Fiat en Colombia. Son dos vehículos de tamaños similares (aunque el Uno Way es más grande y tiene mejor motor). Y en precio están bastante cercanos entre sí.

De hecho, el Mobi es uno de los más económicos del mercado: desde 30 millones de pesos. Las capacidades que tiene este pequeño hacen que atraiga a muchas personas, a lo que ayuda la andanada de Fiat en el mercado colombiano. Este es un vehículo que, para quienes quieren un auto barato nuevo, debería estar en la lista de pruebas.

Ficha técnica

Vehículo: Fiat Mobi Easy 2019

Motor: 1.0 litros, 68 caballos de potencia

Transmisión: Manual de cinco velocidades

Tracción: delantera

Precio: desde $29'990.000. En prueba: $32'990.000.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo