Las avenidas que moverán el norte de Bogotá

Tres avenidas en las localidades de Usaquén y Suba servirán para descongestionar algunas vías críticas del norte de Bogotá.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Son tres vías que hace muchísimos años pedían sus vecinos. Dos avenidas en Suba y una en Usaquén permitirán una mejor conexión del norte y noroccidente de Bogotá. Las avenidas Tabor – Rincón, La Sirena y San Antonio se han convertido en frentes importantes de obra para apoyar la movilidad de más de 2 millones de bogotanos.

Las avenidas Tabor – Rincón son la obra más importante de este complejo. La Avenida Tabor (calle 132) creará una alternativa entre la Avenida Ciudad de Cali y el barrio Rincón, atravesando los sectores de Aures y Tibabuyes en Suba. Esta obra se extendería en futuros planes hasta la Avenida Boyacá en Colina Campestre. Por ahora está en un 93% la ejecución  de su tramo occidental, entre la Ciudad de Cali y la transversal 97.

La Avenida Rincón es más compleja, pues ofrecerá una salida a la localidad de Suba diferente a la Avenida Suba y la Avenida Ciudad de Cali. El tramo dentro del barrio Rincón de Suba ha tenido avances importantes, mientras inician las obras para rodear el cerro de Suba a la altura del Club Los Lagartos. Esta vía conectará con la Calle 127 y la Avenida Boyacá, dando una vía directa a los habitantes del suroccidente de Suba hacia la localidad de Usaquén.

Ambas vías tendrán tres carriles por sentido, además de aceras y ciclorrutas para mejorar la movilidad de peatones, biciusuarios y vehículos. “Reducirá los tiempos de desplazamiento de miles de ciudadanos de este sector”, aseguró el alcalde Enrique Peñalosa en un recorrido por las obras. Según la Alcaldía, se debieron demoler 486 inmuebles para ejecutar las obras, lo que redundará en la creación de 21.000 metros cuadrados de espacio público.

Tres avenidas en una

Peñalosa también destacó el avance de la obra de la Avenida La Sirena, mejor conocida como Calle 153, en el tramo entre las carreras Novena y 19. La obra, una de las más largas de las últimas alcaldías, lleva un 73% de avance y podría ser entregada en noviembre, según el burgomaestre.

En esta vía se construirán 1,6 kilómetros con dos carriles por sentido, así como dos puentes peatonales sobre el canal La Sirena en las carreras 14 y 15 y un intercambiador vial. La obra requirió la compra de 33 inmuebles y una inversión superior a 62.000 millones de pesos.

Esta obra creará un corredor directo por la calle 153 entre las carreras Séptima y Boyacá, aunque el cuello de botella en Mazurén sería ejecutado por la próxima alcaldía mediante valorización.

Finalmente, la calle 183 será prolongada entre la carrera 54D y la Avenida Boyacá. La obra, que ha sido ejecutada en un 53%, Esta obra conectará con el puente inaugurado recientemente sobre la Autopista Norte, creando una vía que dará acceso a los habitantes del extremo norte de la ciudad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo