Salir del “clóset”, una decisión liberadora

Para muchas personas que tienen identidad de género diversa puede ser difícil tomar la decisión de hacer pública su orientación sexual debido a los prejuicios de la sociedad.

Por María Paula Suárez Navas

Para continuar en la lucha de desvanecer los prejuicios y mitos sobre la comunidad LGBTI, PUBLIMETRO habló con el doctor en psicología, Miguel Rueda, quien es experto este tema y desde hace muchos años, con su empresa Pink Consultores, se ha dedicado a ayudar a superar crisis y encaminar en su descubrimiento a personas con identidades de género diversas.  Salir del “clóset”, una decisión liberadora.

¿Cuál es el drama que viven muchas personas que quieren salir del closet?

Salir del clóset tiene varios componentes. Muchas veces las personas pueden estar en una especie de drama no por el cuestionamiento acerca de su orientación sexual, sino por plantearse la posibilidad de revelarla públicamente. Se preguntan cuál va a ser la reacción que tiene el medio. Por ejemplo, les da miedo que sus padres los rechacen, que les quiten el apoyo, o a perder sus amigos.

Por otro lado, salir del closet en la mayoría de los casos tiende hacer algo muy liberador. Las personas se quitan un gran peso de encima. A veces pareciera que la gente no está entre el clóset sino con el closet a cuestas y eso suele llegar a ser muy angustiante, pero cuando se revela suele liberar una cantidad de tenciones emocionales.

¿Cuáles son los principales miedos que las personas LGBTI?

En principio el rechazo, que exista una fractura con la familia. El segundo está muy relacionado con sufrir violencia por parte de agentes externos, como que los agredan en la calle. Y estos miedos son muy reales, a las personas las siguen echando de la casa o sacando del puesto, o golpeando en la calle. Sin embargo, también soy muy afirmativo y positivo en que no existe solamente la agresividad y el rechazo, sino que también existe la aceptación y el amor, y la posibilidad de que las personas se sientan aceptadas y valoradas siendo quienes son.

 ¿La sociedad está superando los prejuicios sobre las personas con identidad de género diversa?

 Muchos de los prejuicios que se han superado sobre las personas LGBTI tiene que ver con que la gente hoy se educa más sobre el tema. Somos mucho más visibles las personas LGBTI que hoy habitamos el planeta. Hoy casi todo el mundo afirma conocer una persona LGBT o tener alguien en su familia. Para romper el prejuicio la posibilidad siempre está en poder hablar del tema, que no sea un tabú.

¿Cómo se explica psicológicamente que una persona tenga una identidad sexual diversa?

Hay un montón de explicaciones, no solo desde la psicología. Las hay desde la medicina, desde la antropología, dese la biología. Lo que es muy claro es que las personas LGBTI existimos. Muchas veces muchas mamás y papás llegan a consultarme si fallaron en su rol como padres, o si es un problema de educación o genético, y resulta que no hay tales. Primero, esto no puede ser visto como un problema porque no lo es.  (…) La identidad de género de nadie se puede cambiar ni se deben hacer intentos. Esto lo que se ha demostrado es que lleva a presentar angustias emocionales muy profundas. Las “pseudoterapias” o “pseudointervenciones” no están abaladas por ninguna institución seria de medicina, ni de psicología ni de psiquiatría en todo el mundo.

¿Por qué es errado decir que una identidad sexual diversa solo una obedece a una etapa de la vida?

Ni la orientación sexual ni la identidad de género son etapas por las cuales pasa una persona y luego dejan de ser. Esto es parte de la identidad de los seres humanos. Intentar cambiar eso es atentar directamente contra la identidad de la persona. La sexualidad no puede ser vista únicamente como erotismo o un ejercicio de la genitalidad, sino un montón de componentes que hacen que cada uno de nosotros seamos individuales e irrepetibles.

¿Qué es lo que sucede con las personas que son bisexuales?

La bisexualidad es una orientación sexual más. Muchas veces las personas bisexuales son muy atacadas tanto por el grupo de gays y lesbianas como por el grupo de personas heterosexuales. Hay un montón de mitos alrededor, como que una persona bisexual es más promiscua que una persona heterosexual u homosexual. El otro mito es que va a tener relaciones paralelas con una mujer o un hombre al tiempo. Aunque esto puede pasar, pero no por ser bisexual sino porque las relaciones pueden ser de dos o de tres. Hay que entrar a negociar cómo se quiere estar en la relación con otras personas. (…) Muchas veces se ha entendido que la bisexualidad se da porque la persona no puede decidir o definir quien le gusta, pero eso no es así. Una cosa que si está clara con las identidades sexuales y de género es que no son una decisión, se trata de un proceso de descubrimiento a lo largo de la vida.

¿Es aconsejable decirle a una persona que viva dentro del closet?

 El closet muchas veces es protector (…) En el caso de que salir del clóset se convierta en un problema en donde mi vida, mi integridad o mi dignidad estén en riesgo hay que entrar a mirar qué tan apropiado es revelar públicamente mi identidad de género. Por otro lado, claramente salir del closet es liberador. Muchas veces le digo a las personas que están empezando a revelar si identidad de género que no sea una cuestión de salir del closet, sino de ir invitando poco a poco al closet a la gente. Pero eso depende mucho de las personas, de las situaciones y de las circunstancias.

¿Cuál es el paso a seguir en Colombia para que vaya por el camino de apoyar la diversidad?

 La paz. No solamente la paz que estamos acostumbrados a oír de unos años para acá, que también es fundamental, sino que también entendamos que vivir en paz con nosotros mismos significa vivir en paz con el otro o con la otra, que yo no tengo por qué opinar sobre la identidad sexual del otro, y que las personas LGBTI entendamos que no todo el mundo significa una amenaza o hay que estar en guerra permanente con las personas que tienen una postura distinta o simplemente no quieren entender. La base de esto es el respeto por el otro. Cuando hablamos de personas LGBTI estamos hablando de una apuesta al amor, al amor propio y al amor entre personas, luego, no cabe la posibilidad de la guerra y el odio.

 

Salir del “clóset”, una decisión liberadora

 

 

 

 

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo