Duque no le hizo caso a anuncio del fiscal y viajó para encontrarse con indígenas

¡A pesar de las advertencias, el presidente obvió lo que dijo Néstor Humberto Martínez!

Por Natalia Martinez

El presidente de Colombia, Iván Duque, aterrizó este martes en el municipio de Caldono, donde se reunirá con dirigentes de comunidades indígenas, pese a la denuncia que hizo el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, de que grupos armados infiltrados quieren atentar contra él.

Así lo anunció el propio Duque en su cuenta de Twitter, en la que detalló que llegó a ese municipio del departamento suroccidental del Cauca, epicentro de las protestas que iniciaron los indígenas el pasado 11 de marzo.

"Llegamos a Caldono, Cauca, a cumplir la palabra de reunirnos con dirigentes de comunidades indígenas. Nuestro Gobierno ha consensuado un acuerdo cumplible y fiscalmente responsable. Venimos a ser garantes de lo acordado", escribió el mandatario en esa red social.

En este sentido, aseguró que "el diálogo estará por encima" de las acciones violentas en las manifestaciones.

Nada más llegar a Caldono, se acercó a un grupo de ciudadanos que se habían reunido para recibirlo y les dio la mano.

Contenidos tras una valla policial, varios ciudadanos le dieron la mano y le tomaron fotos con teléfonos celulares.

El fiscal Martínez denunció este lunes que grupos armados que se infiltraron en las protestas indígenas del departamento del Cauca quieren hacer un atentado que puede "afectar la seguridad" de Duque en su visita a la región.

"Algunos grupos armados organizados que se han infiltrado en este movimiento social e indígena quisieran desarrollar un acto terrorista que podría afectar la seguridad del propio presidente de la República", dijo Martínez.

Una de las peticiones de la "Minga", como los indígenas llaman a su protesta, era la presencia de Duque en la zona, a lo que el presidente respondió que iría a una reunión cuando la Vía Panamericana, que comunica al país con Ecuador, fuera desbloqueada, como efectivamente ocurrió este fin de semana.

En diciembre pasado, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que las autoridades descubrieron planes para posiblemente atentar contra el presidente y señaló que tres ciudadanos venezolanos fueron capturados con armamento de guerra.

El levantamiento del bloqueo de la Panamericana se logró luego de más de dos semanas de negociaciones entre el Gobierno y la "Minga", liderada por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), que pedía el cumplimiento de cerca de 1.300 acuerdos que alcanzaron con Ejecutivos anteriores.

Tras el acuerdo, Duque visitó el domingo Popayán, capital del Cauca, y luego fue al vecino departamento de Nariño, los dos más afectados por los cortes de carreteras, para reunirse con autoridades y líderes gremiales ante quienes anunció un paquete de ayudas económicas que incluye créditos y alivios fiscales para los comerciantes perjudicados por la protesta indígena.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo