Así fue la reunión del Grupo de Lima, que le dijo no a la intervención militar en Venezuela

Los cancilleres y mandatarios de varios países optaron por buscar una solución pacífica a la crisis venezolana. Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, aseguró que su país está con Guaidó “al 100%”

Por María Esperanza Arias Herrera

La reunión de los miembros del Grupo de Lima y algunos mandatarios, que se llevó a cabo ayer en Bogotá, dejó ver la tensa calma en la que quedó la frontera entre Colombia y Venezuela después de los hechos violentos que se registraron el fin de semana.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Colombia, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Guatemala, Honduras, Panamá, además del viceministro de Relaciones Exteriores de Perú, Hugo de Zela Martínez; y los presidentes de Colombia, Iván Duque Márquez; de Guatemala, Jimmy Morales; de Panamá, Juan Carlos Varela; el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão, se dieron cita en la Cancillería colombiana para hablar de la crisis venezolana.

En un primer espacio, los cancilleres de Colombia y Perú denunciaron los hechos violentos que se presentaron en las fronteras venezolanas y que dejaron varios muertos (sin una cifra aún confirmada) y centenares de heridos. El canciller Trujillo recalcó que más que nunca el Grupo de Lima está comprometido con seguir apoyando a los venezolanos “para alcanzar el restablecimiento de su democracia y de orden constitucional en su país”.

Luego el turno fue para el presidente Iván Duque, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

El mandatario colombiano insistió en que hay que estrechar el cerco diplomático contra el régimen de Nicolás Maduro y que con esto “ya no podrá ganar legitimidad el dictador”. También hizo un llamado a los miembros de la guardia venezolana para que “tomen el camino correcto”. “Hoy debemos hacer el llamado para que se active el efecto dominó por parte de las Fuerzas Armadas, entregándole su lealtad a la Asamblea Nacional”, indicó.

Una de sus peticiones al Grupo de Lima fue fortalecer las sanciones contra la dictadura venezolana, entre ellas, que “los activos que tiene Venezuela en nuestros países, que son gubernamentales, sean ya declarados bajo control absoluto de la Asamblea Nacional y del Presidente (interino) Juan Guaidó”.

Guaidó, por su parte, agradeció a las decenas de países que lo han reconocido como presidente de Venezuela y aseguró que seguirá adelante en la lucha de la libertad de su país. En cuanto al siguiente paso a dar, dijo que “son muchas las acciones que vamos a tomar entendiendo cuál es la línea de defensa del régimen”.

 

Nuevas sanciones a Maduro

Mike Pence, como enviado especial del presidente Donald Trump, anunció que habrá más sanciones a Nicolás Maduro por los hechos del fin de semana que no permitieron el envío de la ayuda humanitaria.

Le confirmó el apoyo de Estados Unidos a Guaidó en todas las decisiones que tome. “Presidente Guaidó, el presidente Trump me pidió que estuviera aquí hoy para transmitir un mensaje simple a usted y al pueblo venezolano: Estamos con ustedes 100%”, dijo. Seguidamente, anunció un nuevo paquete de medidas, especialmente finacieras, contra el régimen de Maduro. “En los próximos días Estados Unidos anunciará sanciones aún mayores sobre las redes financieras corruptas del régimen”, agregó.

Pence también confirmó sanciones contra los tres gobernadores de los estados fronterizos venezolanos en los que se presentaron hechos de violencia el pasado 23 de febrero.

Una de las peticiones del vicepresidente norteamericano al grupo fue congelar los activos de PDVSA y “transferir al Gobierno de Guaidó la propiedad de los activos de los secuaces de Maduro que tengan origen venezolano, y restringir el tránsito en el continente de los integrantes de la dictadura”.

Finalmente, advirtió a Venezuela que reaccionará ante cualquier violación en territorio colombiano. “Permítanme decir a todos que los que amenacen a nuestro amigo (Colombia) por esta posición en la defensa de la democracia, sepan esto: Colombia es nuestro socio mas importante en la región y cualquier amenaza a su soberanía y seguridad enfrentará la determinación de los Estados Unidos”.

 

Una intervención queda descartada por el Grupo de Lima

Los representantes de Brasil descartaron cualquier medida violenta del Grupo de Lima contra Venezuela y aseguraron que en la reunión se plantearon opciones diplomáticas y pacíficas.

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão, y el canciller Ernesto Araujo hablaron con la prensa y revelaron apartes de la reunión.

Mourão indicó que el Grupo de Lima nunca se ha referido a una intervención militar, mientras que el canciller resaltó que las declaraciones de Mike Pence no involucran al grupo.

"Para nosotros la opción militar nunca fue una opción. Continuaremos con la presión diplomática y política para que se llegue a una solución en Venezuela y se termine el régimen de Maduro", dijo el vicepresidente.

Sobre el Grupo de Lima, el canciller de Brasil, Ernesto Araujo, explicó lo siguiente:

"El Grupo de Lima tiene ese principio, de soluciones pacíficas y diplomáticas. Es un grupo de acción diplomática y Estados Unidos tiene su posición, pero no es parte de este grupo. Por lo tanto, la posición del grupo es buscar una solución exclusivamente pacífica".

Luego, el vicepresidente brasileño indicó que falta poco para que Venezuela retome su democracia. "¿Ustedes creían que el Muro de Berlín se iba a tumbar como se tumbó? No. Es lo que va a pasar en Venezuela. Hay que tener paciencia. Un poquito más y las cosas se van a arreglar", manifestó.

 

Denuncia ante la CPI

Al finalizar el encuentro, los miembros del grupo confirmaron que presentarán ante la Corte Penal Internacional la situación en Venezuela, la violencia del régimen contra la población civil y la negación del acceso a la asistencia internacional como un crimen de lesa humanidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo