Felicity Jones y Mimi Leder sobre las sorprendentes similitudes entre ‘Una cuestión de género’ y la industria cinematográfica

La actriz Felicity Jones y la directora Mimi Leder sintieron un parentesco con Ruth Bader Ginsburg en la película 'Una cuestión de género'

Por Gregory Wakeman, metro.us

Tanto Felicity Jones como la directora Mimi Leder supieron al instante que tenían que participar en ‘Una cuestión de género’, la película biográfica de Ruth Bader Ginsburg sobre sus primeras luchas como una floreciente abogada y el innovador caso de los impuestos que cambió su vida y su carrera.

"Respondí inmediatamente al material", le dice Jones a Metro. "Había estado buscando algo así durante meses y meses después de ‘Rogue One’. Quería contar una historia sobre la carrera y la ambición. Pero también se trataba de una mujer fenomenal. Era la historia perfecta".

"Sabía que tenía que hacer esta película. También sabía cómo hacer esta película", añade Leder. "Yo también sentí un parentesco instantáneo con Ruth."

‘Una cuestión de género’: Ruth Bader Ginsburg es un 'icono del punk'.

Tanto Leder como Jones vieron paralelismos entre sus propias luchas profesionales en la industria cinematográfica y lo que Ginsburg tuvo que soportar después de sobresalir en las escuelas de derecho de Harvard y Columbia, sólo para ser rechazada por cada uno de los puestos de trabajo en derecho de la ciudad de Nueva York para los que presentó su candidatura.

"Realmente enfaticé que Ruth era la marginada. Lo he canalizado, ya que he sido la única mujer en el plató. Eso fue muy útil", señala Jones.

 

Una cuestión de género

"Por supuesto que esto es a diferentes niveles, pero ambas hemos roto los techos de cristal en nuestras industrias para muchas generaciones diferentes por venir", dice Leder, quien fue la primera mujer graduada del Conservatorio AFI. "Sé lo que es que me cierren las puertas en la cara."

Pero Leder enfatiza que también se sintió muy atraída por la historia de amor que se encuentra en el corazón de ‘Una cuestión de género’.

"También sé lo que es tener una pareja amorosa que me apoya en todo sentido. Realmente lo entendí".

"La discriminación es una injusticia para todos nosotros. No es sólo un asunto de mujeres. Todos necesitamos defensores. Todos necesitamos amor en nuestras vidas. Quería mostrar lo que el amor y la familia pueden aportar a un individuo".

Para Ruth, era su marido de 56 años, Marty Ginsburg, retratado por Armie Hammer en ‘Una cuestión de género’, y la historia de su amor y las dificultades que tuvieron que soportar y superar son, francamente, tan increíbles que no podrían haber sido escritas.

"Marty tuvo cáncer testicular a los 25 años cuando ambos estaban en Harvard", explica Leder. "La tasa de supervivencia era de sólo el 5 por ciento. Ella le dijo: "¡No nos rendiremos! Ella era una fuerza."

"Ella se encargó de él. Ella fue a sus clases y las de él, hizo todos los estudios por él para que él pudiera continuar. Y ella cuidó de su hijo. No conozco a nadie que pueda hacer todo eso. Ella es una fuente única de pasión y voluntad. Es un verdadero icono para todos nosotros".

Jones va más allá, llamando a Ginsburg "un ícono punk".

"Ella no venía de un entorno privilegiado, pero logró cambiar el sistema. Es una verdadera luchadora. Y lo hizo todo en sus propios términos, también."

85

años tiene actualmente Ruth Joan Bader, jueza y jurista estadounidense que fue nombrada jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos en 1993.

 

“Ambas hemos roto los techos de cristal en nuestras industrias para muchas generaciones diferentes por venir"
Mimi Leder, directora de ‘Una cuestión de género’

 

“Había estado buscando algo así durante meses y meses después de Rogue One. Quería contar una historia sobre la carrera y la ambición”
Felicity Jones, actriz

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo