El exagente de la DEA que ahora trabaja en el negocio de la marihuana medicinal

Aunque pueda parecer contradictorio, luego de llevar una carrera persiguiendo delincuentes que traficaban con drogas, encontró en la marihuana un instrumento para mejorar la vida de muchas personas, una muestra de lo que un 'cambio de chip' puede aportar a una sociedad.

Por María Paula Suárez Navas

Matt Murphy trabajó por 30 años como agente especial de la DEA, la agencia dedicada a la lucha contra el contrabando y el consumo de drogas en Estados Unidos, además del lavado de activos. Llegó a convertirse en un experto en seguridad, sobre todo en los campos de la aplicación de la ley de drogas, la evaluación de riesgos y el desarrollo de sistemas, así como el cumplimiento normativo.

Tras desilusionarse del modo en que eran empleadas las investigaciones que llevaba a cabo el departamento, Murphy tomó un nuevo rumbo. Se dedicó a prestar consultoría sobre sus temas de experticia a empresas farmacéuticas.

Ahora Murphy trabaja en Khiron, una empresa canadiense que le está apostando al desarrollo de productos de marihuana medicinal, que opera en Colombia, estableciendo los estándares para que no haya desvio de producto y sea eficiente la cadena de valor.

Murphy habló con PUBLIMETRO sobre el cambio de mentalidad que se ha vivido en los últimos respecto al uso de la marihuana como medicina y por qué esto beneficia a las personas.

¿Cómo es que un exagente de la DEA termina incursionando en un negocio de cannabis medicinal?

 Ocurrió después de durar 30 años trabajando para la DEA, dictando capacitaciones para incluir las investigaciones que se hacían de las organizaciones criminales de narcotraficantes tradicionales, así como de quienes distribuían ilícitamente medicamentos recetados. Me sentí marginado frente a muchos aspectos de la industria de la salud y farmacéutica. En Estados Unidos los medicamentos opioides (utilizados para calmar el dolor) se han convertido en una epidemia y en una crisis nacional de atención médica. Creo que el cannabis medicinal es un tratamiento eficaz para algunas afecciones médicas y puede ser una alternativa a los medicamentos recetados tradicionales para tratar el dolor, las convulsiones, el trastorno de estrés postraumático y muchas otras enfermedades.

Basándome en mi experiencia en ayudar a las compañías farmacéuticas con sede en los Estados Unidos a cumplir con las regulaciones impuestas por la DEA, estoy seguro de que podemos tener el mismo nivel de cumplimiento normativo para la industria del cannabis.

 

¿Qué dificultades tuvo para emprender su negocio teniendo en cuenta el imaginario de que la marihuana es una droga?

Definitivamente hay un estigma asociado a mi participación en la industria del cannabis basada en mi antigua profesión como Agente Especial de la DEA. Muchos de mis antiguos colegas y colegas no creen que el cannabis deba ser legal de ninguna forma. Tampoco piensan que un exagente de la DEA debería ser un defensor de la legalización del cannabis. Soy un firme creyente en el valor del cannabis medicinal como una opción de tratamiento ya que es mucho menos perjudicial que los medicamentos opioides. También creo que a medida que la industria evolucione se hará más evidente que el cannabis medicinal es útil y eficaz.

 

 ¿Cuáles son los principales imaginarios o mitos que hay que desmontar sobre la marihuana?

Que el cannabis no es medicina legítima. Otros mitos giran en torno al tema de que el cannabis era una droga ilegal y la gente todavía está asociando el cannabis con las drogas ilícitas y los traficantes de drogas. Con el tiempo, esto cambiará, pero debido a que la industria del cannabis se encuentra en las primeras etapas, llevará un tiempo al público de todo el mundo aceptar el cannabis medicinal legal y su valor para tratar el dolor crónico y las afecciones médicas.

 

Sabemos que la marihuana tiene muchas propiedades para aliviar el dolor y que es una planta medicinal… ¿Aun así cree que está mal ver la marihuana como una droga?

Creo que hay que hacer más en términos de educación. Nosotros invertimos en educación para informar a los pacientes y médicos sobre el cannabis medicinal. Con el tiempo, las personas superarán el estigma del cannabis y se legitimará y se verá como un tratamiento creíble.

 

¿Cuál ha sido su experiencia más grata al trabajar en el negocio del cannabis medicinal?

 Trabajar para construir una empresa de cannabis medicinal en Colombia con estándares de cumplimiento que se utilizan actualmente en la industria farmacéutica de los Estados Unidos ha sido extremadamente gratificante. Estoy muy impresionado con la cultura en Colombia. Esto ha tenido un profundo efecto en mí y en cómo veo a Colombia y sus ciudadanos, que es muy diferente a mis experiencias con los narcotraficantes colombianos cuando era un agente especial de la DEA.

 

¿A qué personas van dirigidos los medicamentos que contienen cannabis?

Los productos de cannabis medicinal no son para todos. Deben ser recetados individualmente por médicos que consideren que los pacientes se van a beneficiar con el tratamiento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo