Mujer mató a su amante, habría cocinado parte de los restos y se los dio de comer a sus vecinos

La mujer luego asesinó a su esposo y se cree que pudo ser responsable de otras nueve muertes.

Por Camilo Henríquez

Macabros. Así son los terribles detalles que han quedado al descubierto luego de que Kelly M. Cochran recibiera una segunda cadena perpetua.

La mujer de 34 años, que ya se encontraba en la cárcel, fue condenada a 65 años tras admitir el asesinato de su esposo, del que se creía en un principio que había fallecido a causa de una sobredosis de heroína, indica Fox5DC.

Kelly reconoció que inyectó una gran cantidad de la droga a Jason Cochran, su marido, y cuando este ya no podía reaccionar tomó una almohada y lo sofocó.

Todo comenzó hace unos años, luego de que Jason se enterara de que Kelly tenía un amante. Tras ello, ambos tramaron un desquiciado plan, ya que invitaron a Chris Regan a su casa, lugar donde lo mataron y descuartizaron antes de lanzar sus restos en un bosque.

Se cree que la mujer “guardó” partes del cuerpo de Regan, los cocinó en una parrillada y se los dio de comer a sus vecinos.

Luego del asesinato, Kelly y su esposo hicieron un pacto en el que prometieron eliminar a “cualquier persona involucrada en sus relaciones extramaritales”.

Todo “iba bien” para el matrimonio, pero en un momento Kelly comenzó a extrañar a Chris Regan, terminó enojada con su esposo y en venganza lo asesinó.

Según un documental llamado "Dead North", que se verá en EEUU a fines de mes en Investigation Discovery, la mujer habría estado involucrada en el fallecimiento de al menos otros nueves hombres, cuyos cuerpos estarían ocultos y repartidos por el medio oeste del país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo