No, no fue un Pokémon: científicos quedan con la boca abierta tras ver a ave evolucionando en otra especie

El llamativo hecho fue visto en tiempo real en la isla ecuatoriana de Galápagos.

Por Christian Monzón
Pinzón de Darwin. Ecuavisa
No, no fue un Pokémon: científicos quedan con la boca abierta tras ver a ave evolucionando en otra especie

Pikachu pasa a Raichu, Psyduck en Golduck y Bulbasaur se transforma en Ivysaur y luego en Venasaur. Así podríamos estar horas hablando sobre las diferentes posibilidades que ofrece Pokémon, las cuales se pueden ver en vivo cuando uno junta todos los caramelos necesarios y los evolucionamos en Pokémon Go.

Sin embargo, esto también puede pasar en la vida real con los animales, tal como lo observaron un grupo de científicos en la isla Daphne Mayor en la zona ecuatoriana de Galápagos y que fue dada a conocer en la revista Science.

Un grupo de expertos de la Universidad de Princeton (Estados Unidos) y de la Universidad de Upsala (Suecia) vieron in situ la evolución de una especie llamada pinzón de Darwin.

De acuerdo a lo consignado por el portal  Science Alert "dos de al menos 15 especies del pinzón de Darwin se unieron en el proceso de la llamada hibridación de especies para crear una completamente nueva, lo que ocurrió hace 36 años. En concreto, se trató de un ejemplar masculino de la especie 'Geospiza conirostris', un intruso en Daphne Mayor, que se apareó con dos hembras de una de las especies nativas de la isla. Y esto dio comienzo a un nuevo linaje".

La nueva especie quedó aislada ya que el canto de los machos no atraía a las hembras nativas, por lo que debieron aparearse dentro de ellos mismos para sobrevivir, fortaleciéndose de esta manera el desarrollo de la especie.

"Durante nuestro trabajo en Daphne Mayor pudimos observar el apareamiento de dos aves de diferentes especies y luego seguir lo que sucedió para ver cómo se produjo la especiación", manifestó una de las científicas, Rosemary Grant.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo