Solución para que los perros no tengan miedo con los fuegos artificiales

“La exposición regular a estímulos que inducen ansiedad a lo largo de un periodo de tiempo puede afectar negativamente a la salud física, mental y social del perro, y por lo tanto reducir su calidad de vida”, indican los expertos del estudio.

Por Metro Ecuador

Navidad es uno de los meses donde se utiliza en altos niveles los fuegos artificiales. El sonido al activar estos artefactos provoca en los perros ansias y miedo.  Cerca del 49% de las personas señalan que sus perros muestran miedo ante sonidos fuertes, entonces, ¿cuál podría ser la solución para este problema con las mascotas?

Un estudio publicado en la revista Veterinary Record profundiza sobre el tema de los ruidos fuertes que provocan ansiedad en los perros. “La exposición regular a estímulos que inducen ansiedad a lo largo de un periodo de tiempo puede afectar negativamente a la salud física, mental y social del perro, y por lo tanto reducir su calidad de vida”, indican los expertos del estudio.

La solución 

La Universidad de Pensilvania (EE UU), estuvo a cargo de la investigación con un equipo de expertos que desarrollaron un tratamiento médico para solucionar los temblores y gimoteos de los perros para aliviar el nerviosismo y el estrés ante estos sonidos.

Según los expertos, mejorar el bienestar de los animales será posible un gel oral de un fármaco llamado dexmedetomidina con efectos sedantes y analgésicos que podría ser administrado por los propios dueños en el hogar con la prescripción de un veterinario, por ahora solo en Reino Unido.

El portal digital El Espectador, indica que las pruebas para demostrar cómo funciona este medicamento, se demostró en la víspera de Año Nuevo de 2012, cuando 182 perros con un historial de ansiedad aguda y miedo asociado con el ruido de fuegos artificiales recibieron gel dexmedetomidina (89 perros) o placebo (93 perros) cuantas veces fueran necesarias hasta un máximo de cinco ocasiones.

Los perros que tomaron el medicamento mostraron menos signos de miedo y ansiedad, como jadeo, temblor y vocalización

Según los estudios, los resultados demostraron que la mayoría de los perros –un 72%– presentó un efecto positivo al tratamiento con dexmedetomidina. Con el grupo de control con placebo, solo el 37% de los perros tuvo una buena reacción.

“La dexmedetomidina redujo significativamente los comportamientos relacionados con el miedo y la ansiedad a lo largo del tiempo, y el efecto general y el éxito del tratamiento se encontraron superiores al placebo”, finalizaron los expertos.

Relacionado:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo