Cinco razones por las que los equipos de Colombia deben hacer su propio estadio

América se sumó a la movida que anteriormente pensaron Nacional, Millonarios y Santa Fe. Sin embargo, todo queda en proyectos.

Por Román Gómez

En Colombia, solo un equipo tiene estadio propio. Deportivo Cali se puede jactar de tener su inmueble, aunque el mismo esté apenas en condiciones para ser utilizado. Lo que iba a ser un mega proyecto terminó como elefante blanco, a medio hacer.

No obstante, se valora la valentía de los azucareros. Otros equipos grandes tuvieron la intención de hacer su propio escenario, pero al final las ideas no prosperaron. Excusas, muchas. Muy costoso, no hay necesidad, quedaría a las afueras de la ciudad, muy difícil sostenerlo… al final, todo cuenta para no poner la primera piedra.

Sin embargo, Colombia viene a mano de otros lugares del mundo. Por ejemplo, en Sudamérica, la mayoría de equipos importantes tienen su estadio. Ocho de los diez países de Conmebol tienen equipos con estadio propio, exceptuando a nuestro país y Venezuela.

La moda se extiende a otras regiones del mundo, ni que hablar de Europa donde es mayoría. El caso italiano es el más parecido al colombiano, donde gran parte de los estadios hacen parte del estado, como el Olímpico de Roma y el Giuseppe Meazza de Milán.

A pesar de eso, un equipo que tiene estadio propio como la Juventus, sacó gran diferencia deportiva y económica en los últimos años. Por eso, en PUBLIMETRO damos cinco razones por las que hacer un estadio no es una mala inversión, sino todo lo contrario.


DATO

Italia es el país que más se asemeja al modelo colombiano. Solo los estadios de la Juventus y el Sassuolo son propios. El primero, domina la liga; el segundo, consiguió los recursos para ascender y jugar en la Serie A, además clasificó a copas europeas. Roma, Milan y Nápoli tienen proyectos para sus estadios propios.


Mayores recursos económicos

El alquiler de los inmuebles resulta muy costoso y los equipos, por ejemplo en Bogotá, no pueden disponer del mercadeo adentro del inmueble. Con el escenario propio, se pueden alquilar locales y transformar los templos en centros comerciales con cancha.

Es la fórmula que se usa en gran parte de Europa, donde los estadios del Real Madrid, Juventus o el Borussia Dortmund, ofrecen una experiencia integral. En Latinoamérica, el Monumental de River y el Omnilife de Guadalajara también simulan este modelo.

Estadios 24/7

Siguiendo con el método de estadios más entretenimiento, no solo pueden oficial como centros comerciales. Tener un escenario exclusivo permite la posibilidad de realizar conciertos y espectáculos internacionales, que permitirán al club crecer como institución.

Este pensamiento lo comparte el club Estudiantes de La Plata, que bajo la batuta de Juan Sebastián Verón como presidente, ya tiene alquilado el escenario que estrenará el próximo año para diferentes recitales musicales. Así, pudo financiar la terminación del mismo.

Identidad del club

Algo con lo que sacan pecho en el sur del continente es con el hecho de tener una casa propia. Boca tiene La Bombonera, River, el Monumental; La U Católica de Chile cuenta con San Carlos de Apoquindo, mientras que en Montevideo, Nacional tiene el histórico Parque Central.

En Colombia, los estadios municipales son conocidos como las casas de los equipos, pero lo cierto es que en las principales ciudades ese rótulo es compartido y sin potestad de modificarlo. Los hinchas con estadio propio terminan teniendo una identidad palpable.

Seguridad

Los vecinos de los escenarios deportivos se quejan de la falta de seguridad que existe cada vez que hay fútbol colombiano. Al ganar sentido de pertenencia, además de ofrecer entretenimiento integral, la seguridad es mayor y las peleas entre barras disminuyen.

Como propiedad privada, el dueño del inmueble deberá velar por cuidarlo. Encima, si lleva los colores de tu equipo, es más factible que los propios hinchas (desadaptados o no), cuiden algo que sienten como suyo. Si eso no funciona, siempre estará el apoyo policial.

Supresión de la violencia

Los actos delictivos en los estadios modernos de Europa se han visto reducidos por encima del 90%. Esto se debe a que los dueños de los escenarios son los encargados de brindar la seguridad de los espectadores. De no hacerlo, ellos serán los dolientes y no el Gobierno de turno.

Al momento de ejercer sanciones duras, los que terminan sufriendo son los hinchas del club, que terminan aprendiendo. Esta metodología es usada en mayor medida en los campos ingleses.

América de Cali, Independiente Santa Fe, Atlético Nacional y Millonarios son algunos de los clubes que manifestaron la intención de armar su estadio propio. Con el fútbol siendo un producto cada vez más comercial, están obligados a meditar si un escenario auténtico es necesario o no. Sin duda lo es.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo