¿Zidane extraña a James? Al Madrid le dieron un paseo en Wembley

El equipo merengue hizo agua en Londres, ante un Tottenham que se mostró sólido, con la participación de Davinson Sánchez.

Por Román Gómez

Con James esto no pasaba. Cierto, no jugaba mucho a las órdenes de Zinedine Zidane, pero en su estadía en el club merengue pocas veces se vio este tipo de papelones (por no decir que nunca). (El video de los Goles del Tottenham 3-1 Real Madrid UEFA Champions League los encuentra más abajo)

Este miércoles, en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions League, Real Madrid no tuvo variantes. Los campeones de Cardiff no hicieron pie en el renovado estadio de Wembley, casa temporal del Tottenham en la presente temporada.

Los merengues vistieron de negro y así se vistió su noche: oscura. En frente, un Tottenham con participación colombiana en cancha, Davinson Sánchez. El central se convirtió en un amuleto del entrenador Mauricio Pochettino, ya que cada vez que el exjugador del Ajax juega, los Spurs no pierden.

Esta noche inglesa, lejos de perder, Tottenham pasó de largo. Jugando con cinco hombres en el fondo, los londinenses contuvieron la maquinaria madridista, que se mostró espesa y sin ideas. Cuando podían, los locales contragolpeaban con juego de primera intención.

Así llegó el primer gol. La jugada se gestó por el medio, con un balón a lo profundo por parte de Winks, para que Kieran Trippier centrara sin dominarla y Dele Alli empujara el balón. El asistente se encontraba en fuera de lugar, pero la terna no se percató de ello.

Después de eso se vieron los mejores minutos del Real Madrid. Sin llegadas claras, los merengues hicieron dominio territorial hasta el término del primer tiempo. En la segunda parte, la tónica se mantuvo pero los ingleses avisaban en cada contragolpe.

Así llegó el segundo tanto. Con mucha velocidad, los Spurs se pusieron en condición de anotar, lográndolo con un remate de Alli que se desvió en Sergio Ramos. En 56 minutos, Tottenham estaba dos goles arriba.

La ventaja subió pocos minutos después. La fórmula fue la misma: recuperación den campo propio y salida a toda velocidad. Así, Harry Kane y Christian Eriksen se juntaron, con definición de zurda del futbolista danés. Resultado 3-0 y goleada inglesa.

Zidane no encontró variantes en el banco de suplentes. A pesar de la entrada de Marco Asensio y Theo Hernández, al Real Madrid le faltó un jugador como James Rodríguez, a préstamo e el Bayern Múnich.

Cristiano Ronaldo descontó y le dio honor a una derrota merengue, que pone en riesgo la primera plaza en el grupo H de la Champions. Lo peor, la era Zidane está en crisis y ya no está James para culparlo a él.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo