Los riesgos que a diario enfrentamos evidencian lo vulnerables que somos. La velocidad de las manecillas del reloj nos advierten a cada segundo que debemos buscar constantemente nuestra propia protección y la de todos a quienes amamos.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo