La pequeña tienda que está matando al gigante de Starbucks en Colombia

Un blog hizo la comparación entre ambas marcas y aseguró que la colombiana está acabando con la americana.

Por Publimetro Colombia

Dice un colombiano, desde su blog, que hay una pequeña tienda que está matando al gigante de Starbucks en Colombia.

Se trata de una tienda de café que llegó hace poco tiempo al país y que ya ha logrado una gran popularidad. Por lo menos en Bogotá.

“Grandes empresas como Starbucks, Dunkin Donuts, Mac Donalds y otros se basan en un concepto básico de marketing objetivo, que consiste en colocar su producto en las masas, por lo que apuntaron (y siguen haciéndolo) a las clases medias de los países desarrollados, básicamente porque ese segmento es el punto dulce de la población, justo ahí es donde empiezan a construir sus imperios corporativos”, Felipe Hurtado.

Luego agrega que las marcas extranjeras en países en desarrollo, como Colombia, tienen una fuerte reputación no sólo por sus agresivas campañas de concientización de la marca, sino porque son bendecidas con un fuerte valor aspiracional sólo por el hecho de haber sido extranjeras y exitosas. Por eso, cuando llegan a un país, como Colombia, la gente suele hacer grandes filas para vivir la experiencia.

Sin embargo, el mercado objetivo de esos productos extranjeros en Colombia no es la clase media en la que fueron creados en su país de origen, sino el 1 o 2% de la población que es la que tiene los medios y recursos para comprarlos.

“El precio de un Starbucks Café Latte (Grande) en Colombia es de casi US $ 2,50, ahora escucha esto, el salario mínimo colombiano es de aproximadamente US $ 250, así que 10 Lattes al mes (2-3 Lattes por semana) toma casi el 10% del salario. Si usted agrega un croissant la mitad de las veces que usted compra ese latte, será 15 a 18% de sus ingresos mensuales”, analiza el bloguero.

La pequeña tienda

Este colombiano explica que en Colombia hemos bebido café toda nuestra vida, primero en cafeterías y luego en las cafeterías de Juan Valdez, que básicamente apuntan a la misma audiencia.

Ahora, hay una compañía llamada Tostao en Bogotá que básicamente tomó las ideas de estos modelos de negocio, pero sin un público objetivo. Así que “creó un producto para básicamente … todo el mundo”.

En Tostao, “una taza de café vale US $ 0.30, un Latte alrededor de US $ 0.84 y el equivalente de un croissant de jamón y queso es de casi US $ 0.85, por lo que 10 lattes al mes, sólo equivale al 2,1% del salario mínimo”.

¿Cómo lo hicieron?, se preguntará. Pues, “comenzaron por tener el mismo modelo básico de negocios que Starbucks tenía en su país de origen, pero para los clientes de la clase media colombiana”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo