Muere en su celda el asesino serial que cocinaba y vendía a sus víctimas como barbacoa

Joseph Roy Metheny cometió al menos 10 asesinatos y estaba condenado a dos cadenas perpetuas en EEUU.

Por Camilo Henríquez

Uno de los peores asesinos en serie de EEUU murió el fin de semana en su celda en una prisión de Maryland, por causas que aún se desconocen, señalaron funcionarios de la correccional.

Joseph Roy Metheny se hizo tristemente famoso en los ’90 por la crueldad de sus asesinatos y por haber pedido que lo condenaran a pena de muerte, sentencia que se le dio en un primer momento, pero que luego fue cambiada por dos cadenas perpetuas.

El sujeto dio muerte a Kathy Spicer de 23 años y a Cathy Ann Magaziner de 39. A esta última, según propia confesión, la estranguló con un cordón de un electrodoméstico y la mutiló y sus restos fueron encontrados varios años después en la propiedad.

Según el Daily Mail, cuando los investigadores le preguntaron porqué había cometido los crímenes, Metheny señaló que “no tenía ninguna explicación real, aparte de que me gusta hacerlo…, no sé cómo describirlo”.

En otra confesión el sujeto reconoció que había descuartizado los cuerpos, que había cocinado la carne de ambas mujeres y que había vendido como barbacoa y sándwiches en una carretera de Baltimore.

“Los gustos eran muy similares al cerdo. Si lo mezclas, nadie puede saber la diferencia”, dijo con inusitada frialdad.

“La próxima vez que estés viajando por el camino y te encuentras con un puesto de carne de vacuno que nunca has visto antes, piensa en esta historia antes de tomar un bocado”, escribió en su confesión.

Metheny aseguró que había asesinado en total a 10 personas, incluso se lo acusó de matar a varios vagabundos que se encontraban debajo de un puente a hachazos, pero nunca se pudo comprobar dicha historia.

Finalmente, el hombre declaró que nunca lo iban a escuchar decir “lo siento”, porque decir esas palabras serían simplemente una “mentira”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo