Cómo elegir la talla del casco

Está comprobado que el uso del casco puede salvar la vida del conductor y el pasajero, ya que reduce el impacto de las lesiones en un accidente.

Por Publimetro Colombia
Getty Images
Cómo elegir la talla del casco

A diferencia de los carros, en un accidente de moto no hay bolsas de aire, ni cinturones de seguridad que pueda proteger el cuerpo. Por eso la principal función del casco es la amortiguación de golpes y heridas en la cabeza, reduciendo en tres cuartas partes la posibilidad de muerte o lesiones graves. Sin embargo, en algunas oportunidades hasta los motoristas experimentados cometen la equivocación de portar un casco demasiado grande, o que no es acorde a sus medidas.

Elegir la talla del casco para su moto es una tarea importante, ya que de ello dependerá en gran medida la efectividad de la protección que le presta este elemento y que le puede salvar la vida en caso de un accidente.

Debe saber que para conocer cómo elegir el casco ideal, la manera más fácil de tomar la medida para después averiguar la talla que necesita, es usando una cinta métrica. Y si de cómo hacerlo hablamos, colóquela rodeando su cabeza, de modo que pase por encima de sus cejas y de la parte superior de las orejas.

Luego, tome nota de los centímetros y ya tiene una idea orientativa de la talla de casco que necesita; por ejemplo si la medida son 50 centímetros, su talla de casco es 50.

Debe tener en cuenta cómo le queda el casco, compruebe que no le apriete demasiado. Si nota que le provoca dolor en alguna parte de la cabeza debido a la presión excesiva, entonces es que está pequeño y seguramente necesitará cambiarlo por una talla más grande.

Ahora, si el casco no le aprieta demasiado, compruebe que no le quede demasiado grande. Para ello, pruebe meter el dedo índice por la parte de la frente o por la zona posterior del cuello. Si sus dedos entran fácilmente entre el casco y la piel, seguramente el casco es demasiado grande.

Compruebe que la cinta de la hebilla le sujete bien el casco en la cabeza. Abróchese la hebilla y ajústela a la medida de su cuello, para que no le ahogue ni tampoco le quede floja.

Si tiene duda entre una talla y otra, opte por comprar preferiblemente la inferior, ya que el interior del casco suele ceder.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo