San Victorino: ¿el próximo barrio chino?

Los comerciantes del sector se quejan porque están siendo desplazados por vendedores “chinos” y se está afectando al comercio nacional.

Por Ximena Arias
San Victorino: ¿el próximo barrio chino?

El 27 de abril alrededor de 500 comerciantes de San Victorino marcharon. Algunas de las consignas eran “A las calles para defender la industria, el empleo y la soberanía nacional”,   #NoMásCuentoChino, #YoComproColombiano o “Crear una empresa no es una tarea sencilla y el gigante asiático nos está llevando a la quiebra”.
Jorge Pérez es un líder comunitario y administrador del Centro Comercial San Carlos Los Espejos, ubicado en la Calle 12 # 13 – 75. “Llevo 25 años. Primero comencé como mensajero y vendedor”.
Desde hace un año, vendedores como él han notado que en el barrio “ha sido invadido por comerciantes chinos que le pagan a los propietarios una prima para comprar el local e instalarse”.

El representante del comercio organizado de San Victorino y administrador del Gran San, Yansen Estupiñán,  explica que “se despiden a los trabajadores colombianos y se contratan como empleados a los venezolanos y los chinos le compran mercancías a muchos indígenas ecuatorianos”.

Sin embargo, Yansen y Jorge no son los únicos vendedores que se han visto afectados por el comercio asiático. Según, el coordinador académico de la Facultad de Economía de la Universidad Externado, Francisco Giraldo, “este tipo de fenómenos es mundial porque también se presentó en los supermercados de Buenos Aires y en las cacharrerías o misceláneas de Venezuela”.

Para Giraldo, es importante aclarar que “chinos es el término genérico. Pero también hay muchos que vienen desde Taiwán, la parte capitalista de China.  Hay otros vienen de la parte socialista de este país”.

Para Jorge, el problema de las mercancías chinas es que “son de mala calidad y no duran más de dos meses. En cambio, la ropa colombiana dura mucho más tiempo y genera empleo para los trabajadores colombianos. Sin embargo, como la mercancía china es mucho más barata, las personas prefieren comprar estas prendas”.

Yansen afirma que “los chinos no compiten en igualdad de condiciones con nosotros porque muchos no facturan, contratan empleados ilegales o no pagan los impuestos”.

“Para los chinos es fácil llegar a Colombia porque Colombia le abre las puertas a los extranjeros. Ellos simplemente sacan una visa de turismo y se ponen a trabajar. Nunca hay una inspección por parte del Estado”, afirma Estupiñán.

¿Por qué migran los “chinos” a Colombia”?

El experto Francisco Giraldo  explica que “en China hay sobrepoblación. Por esto, deciden migrar. Además, cuando llegan a un lugar establecen diferentes redes entre ellos en la que traen mano de obra barata y trabajan de manera ilegal. Así, crean nuevos espacios y estructuras culturales diferentes”. También, señala que este país ha monopolizado la producción y comercialización de bienes.

Para Giraldo, es difícil controlar este problema porque “cuando las fronteras de un país son accesibles, la entrada de bienes también lo es. Además, frente a este fenómeno hay una doble moral por parte de los vendedores de San Victorino porque allí también se presenta el contrabando. Pero ellos están preocupados porque personas nuevas los están desplazando”.

Sin embargo, para Giraldo es curioso que las personas se alarmen por este tipo de fenómenos. “Llegó McDonalds y nos invadió el mercado, pero como era una empresa norteamericana, no nos escandalizamos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo