Plantón en sede de Icetex por parte de estudiantes afro que reclaman subsidio

Cada semestre se presentan retrasos. Muchos estudiantes han tenido que abandonar sus carreras por este motivo.

Por Lina Uribe

Un aproximado de 50 estudiantes afro bloquean desde esta mañana las oficinas del Icetex en Cali con el fin de exigir el pago de los recursos destinados a apoyar la educación superior de los beneficiarios del Fondo Especial de Créditos Educativos de Comunidades negras.

De acuerdo con Juan Felipe Gómez, representante nacional de los beneficiarios del fondo, “todos los semestres tenemos problemas para que nos desembolsen este dinero, que son tres salarios mínimos. Ahora dicen que nos van a girar la segunda semana de abril, cuando el semestre ya se va a terminar”.

Gómez agregó que, en Colombia, hay cerca de 13.000 estudiantes afrodescendientes a los que se les ha incumplido con el pago. Muchos de ellos, luego de no haber podido continuar con sus estudios por falta del apoyo económico, han recibido cuentas de cobro por parte del Icetex, quien les reclama la suspensión de sus carreras con el cobro de los subsidios que alcanzaron a recibir. Un círculo vicioso en el que el estudiante es el único perdedor.

Al final de la carrera profesional, técnica o tecnológica, los estudiantes beneficiados deben presentar sus documentos ante la institución otorgante del subsidio para que se les condone la deuda. Sin embargo, hay varios casos de pérdida de certificaciones y posteriores cobros a los alumnos que han culminado satisfactoriamente y cumplen con todos los requisitos para que el programa no les genere ningún rubro.

“Conozco gente en el Chocó que pide plata prestada a los gota a gota mientras le llega el subsidio para poder estudiar, y como al Icetex no le importa demorarse con los pagos, ya sabemos lo que pasa con este tipo de prestamistas”, dijo Juan Felipe.

Él, estudiante de octavo semestre de Ingeniería Civil en la Universidad del Valle, ha tenido que luchar durante cuatro años para que el Icetex le desembolse su subsidio. Este martes fue testigo de cómo los funcionarios de la entidad pública cerraron las puertas y negaron la atención a los estudiantes afro que llegaron con pancartas a preguntar por el dinero que les adeudan.

“No deberían atropellarnos así, atendiéndonos en el andén con las sillas vacías adentro. Nos vamos a quedar aquí hasta que haya un pronunciamiento efectivo”, agregó el representante.

Según él, la razón que hasta ahora les da el Icetex personalmente y como respuesta a los cientos de derechos de petición que han radicado es que en el momento no se cuenta con los recursos económicos disponibles para efectuar el pago, pero que se está trabajando para que el lío se solucione pronto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo