Cuando quiera realizarse una cirugía estética, tenga en cuenta estas recomendaciones

En tan sólo dos meses que lleva el 2017, se han recibido 7 quejas por la mala prestación de los servicios de cirugía estética.

Por Ximena Arias

La Secretaría de Salud informó que hasta el mes de febrero del 2017, se han recibido 7 quejas por la mala prestación de los servicios de cirugía plástica, de las cuales 5 fueron remitidas para investigaciones administrativas y 2 se encuentran en etapa preliminar.

Para el año 2016, se recibieron en total 95 quejas que derivaron en la imposición de 34 medidas de seguridad que permitieron el cierre temporal y preventivo de los servicios. Las otras 32 se dieron por finalizadas y las 29 se remitieron a investigación.

Las personas que están interesadas en realizarse una cirugía estética podrán consultar la habilitación y certificación de las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) y de los profesionales dedicados a realizar estos procedimientos, ingresando a la página principal de la Secretaría de Salud y haciendo clic en el botón “Consulte la habilitación de su médico o IPS”, ubicado en la parte derecha de la página debajo del widget que permite ver las redes sociales de la institución .

Si la EPS se encuentra habilitada para prestar el servicio de cirugía estética, el usuario podrá solicitar el distintivo de habilitación del servicio quirúrgico de cirugía plástica y estética, y el certificado de todos los estándares del sistema único de habilitación, expedido por la Secretaría de Salud.

Hay varias quejas de los usuarios por las cirugías estéticas. Algunas de ellas son la falta de idoneidad del personal médico que realiza las cirugías, las prácticas deficientes de bioseguridad durante la realización de los procedimientos, el desconocimiento de la normatividad relacionada con el ejercicio de la profesión, el uso inadecuado de los medicamentos y los insumos médicos, que en algunas ocasiones tienen una fecha de expiración vencida, inadecuado manejo de los residuos hospitalarios y la realización de los procedimientos en lugares inadecuados o clandestinos como casas o bodegas, entre otros.

La iniciativa Cirugía Segura Ya

La promotora de la iniciativa Cirugía Segura Ya, Lorena Beltrán, explica que este proyecto surgió “porque fui víctima de una mala práctica en una cirugía plástica que causó que mis senos resultaran deformes y lesionados. Algunas consecuencias son permanentes. Como mujer y periodista, sentí la obligación de denunciar lo que estaba pasando”.

Normalmente, las especializaciones en cirugía estética duran cuatro años. Sin embargo, los médicos que le realizaron la operación “habían realizado unos cursos de menos de un mes en la Universidad de Brasil. Los cursos, que no son aceptados como especialización para practicar cirugías cosméticas en Brasil, sí fueron convalidados por el Ministerio de Educación en Colombia como si fueran especializaciones. De esta manera que descubrí que estos cirujanos operan legalmente en el país sin tener las calificaciones necesarias”.

La finalidad de la campaña es que el Congreso de la República “apruebe un proyecto de ley que reglamente los procedimientos médicos y quirúrgicos con fines estéticos, para que existan mayores garantías a la hora de ingresar al quirófano. No obstante, si no se aprueba antes del 20 de julio, al menos en un debate, se hundirá nuevamente”.

Lorena recomienda a las personas que quieran hacerse una cirugía estética que no crean en las promociones ni en las ofertas. “En las cirugías plásticas las promociones no deberían existir. Ni las gangas. No coman cuento a los “combos” que hacen por menos de diez millones, hasta 3 procedimientos al tiempo. Sospeche de lo barato, no piense con el bolsillo, piense con la cabeza. Cuando se combinan cirugías complejas, el riesgo de complicaciones aumenta”.

Igualmente, Beltrán señala que otro de los problemas es que muchos médicos se presentan como “cirujanos cosméticos y estéticos” cuando solo han realizado unos pocos cursos. Por esto, hay que verificar que cuente con registro médico y certificado para ejercer en Colombia.

También, Lorena aconseja que “no se deje engañar por la publicidad. Cualquier médico puede hacer una página de internet divina y llamativa. Pero eso no garantiza que sea un cirujano apto para operar. No intercambie fotos y precios por Whastapp, la atención debe ser personalizada”.

En febrero, Lorena se realizó nuevamente una cirugía reconstructiva en sus senos con el doctor Hugo Cortés Ochoa. “Fue despertarme de una pesadilla porque desde hace dos años los veía desfigurados y ahora ya no veo las cicatrices. La recuperación fue muy rápida. La cirugía estética no tiene que ser un drama de vida o muerte, si uno está en las manos correctas”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo