Seguridad en el Sitp y TransMilenio, en jaque

Los ciudadanos exigen un sistema de transporte digno y seguro, mientras que las autoridades afirman que los esfuerzos han dado resultados.

Por Pamela López

El problema de la seguridad en TransMilenio y el Sitp está pasando de castaño a oscuro. El domingo en la noche, en el sector de Ciudad Bolívar, un conductor del Sitp disparó un arma de fuego para defenderse de un supuesto atraco. El resultado: un niño herido y el hombre judicializado.

Este hecho es tan solo la punta del iceberg de un tema que si no se controla podría tener consecuencias más graves. De por sí los bogotanos se sienten inseguros las 24 horas del día y más si se trata del Sitp o el TransMilenio, “con lo que pasó anoche se ve que la Policía no está actuando y ahora, a parte de que se sube uno con miedo por si roban el bus, ya no podrá hacerle algún reclamo al conductor pensando en que llevan una pistola”, comentó Jessica Pulido, usuaria frecuente del sistema de transporte.

Sin embargo, este problema tiene varias aristas y no solo están los usuarios, sino los conductores del Sitp y la misma Policía quienes difieren. Wilson Hoyos, presidente de la organización sindical del Sitp UGT, le comentó a este medio que si bien como  rechazan lo ocurrido, la inseguridad los ha llevado al borde del abismo: “nosotros estamos desamparados por la Policía. Ellos mismos a veces nos dicen que no hagamos las rutas completas, pero nosotros estamos obligados por las empresas. Es que mire, hay sitios donde los compañeros han sido amenazados y las empresas siguen mandándolos a que hagan esas rutas, entonces qué hacen, pues buscan la forma de defenderse y por eso andan armados”.

Hoyos agregó que “la Policía, ni TransMilenio, ni las empresas se preocupan por uno. No es por tomarse la justicia por su propia mano, pero sí la de defender su integridad y la de los usuarios”. Son varias las estrategias que se han puesto en marcha para controlar la ola de hurtos en el Sitp y TransMilenio, pero algunos ciudadanos no ven el cambio.

Por el contrario, para el coronel Néstor Melenje, comandante de la Policía de TransMilenio, los operativos implementados si han dado resultados. “En este momento hemos capturado 95 personas en flagrancia que querían hurtar en el Sitp y los planes son permanentes. Fuera de las unidades de Policía que trabajan en las estaciones, recibimos apoyo de la Sijin en las estaciones de Kennedy y Germania, unidades debidamente identificadas por los ciudadanos. Esta fue una orden del comandante de la Policía de Bogotá y seguiremos con ellas”.

Melenje le aseguró a PUBLIMETRO que los operativos han sido buenos “porque con esta estrategia hemos logrado capturar a algunas personas que de pronto han tratado de hurtar en el sistema de TransMilenio. En el Sitp lo hemos implementado desde febrero y hemos logrado dar con algunos sujetos que querían robar. En el caso de ayer desconocemos por qué el conductor portaba esa arma si esos hurtos masivos no se han vuelto a presentar, además que los policías están haciendo controles constantes”.

Sin embargo, y pese a los esfuerzos que dicen estar haciendo las autoridades, muchos no notan el cambio. De hecho, Gustavo García, subgerente general de TransMilenio, manifestó su preocupación por las agresiones hacía los conductores: “para nosotros es preocupante el número de agresiones que se han presentado contra los conductores, porque este año llevamos más de 100 casos, pero la población en general debe solidarizarse con ellos”, dijo. El funcionario agregó que los esfuerzos para mejorar la seguridad en el sistema continuarán de parte del Distrito, TransMilenio, la Secretaría de Seguridad y la Policía.

Hay que dejar claro que ningún conductor del Sitp puede portar armas de fuego o blancas, así como ningún usuario, y según la Policía y el mismo TransMilenio los hurtos han presentado un descenso. Melenje apunta también a que es un tema de cultura ciudadana, “es como los colados, la gente debe aprender y tener cultura ciudadana porque así se evitarían también esa percepción de inseguridad”, añadió.

Lo cierto por ahora es que los bogotanos continuarán usando el servicio, pero exigen que sea uno digno y seguro.


¿Qué pasó con el conductor que disparó?

TransMilenio informó que al conductor le fue inhabilitada la tarjeta de operación de la empresa SUMA, mientras dure la sanción. Esto indica que por un espacio máximo de dos años, dependiendo los resultados de la investigación,  no podrá conducir un bus del Sistema de Transporte Masivo de Bogotá.


Datos

La Policía aseguró que realiza acompañamiento (redes de apoyo) a las rutas del Sitp, especialmente en horas pico, con personal uniformado y encubierto de Sijin y Gaula, en las localidades:

-Kennedy
-Suba
-Usaquén
-Tunjuelito
-Santa Fe
-Bosa
-Usme
-Rafael Uribe
-Engativá


 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo