Lo bueno y lo malo después de probar Nintendo Switch

Por fin llegó la esperada consola de Nintendo y en Publimetro la probamos durante su primer fin de semana.

Por Consuelo Rehbein

El viernes salió a la venta Nintendo Switch. La nueva consola de Nintendo fue un éxito de ventas en su primer día, y en nuestra capital era fácil encontrarse con personas cargando una bolsa con ella en su interior.

Switch es la primera consola considerada portátil y de sobremesa al mismo tiempo, por lo que en Publimetro quisimos probarla para contarles las ventajas y desventajas que la consola tiene en su uso y su diseño.

¿Qué trae la caja?

Al abrir la caja te encuentras primero con los dos Joy-Con y la parte principal de la consola (la pantalla). Si montas esas tres piezas solamente, te quedas con la consola en versión portátil. Siguiendo con la caja, al retirar esas tres piezas, y el cartón que las sostiene, te encuentras con todo lo demás: la base para usar a consola en modo de sobremesa, el cable de corriente, el HDMI, dos Joy-Con straps (que agregan botones y te permiten amarrar tu Joy-Con a la muñeca) y un adaptador para usar los Joy-Con a modo de control clásico.

Todos los elementos se ven de buena calidad: plásticos resistentes y de buen peso. Excepto por la base para su uso en modo sobremesa, se ve algo débil y liviana. Esta base posee dos puertos USB frontales y uno posterior. El posterior se encuentra bajo una tapa, donde también está la entrada USB tipo C (como alimentación de corriente) y la entrada HDMI. Y eso es todo. Volúmen de sonido, encendido y otros, se manejan desde la parte principal de la consola (la pantalla).

Lo incómodo

Transformar la consola de modo sobremesa a modo portátil se hace sin problemas, solo basta apretar un boton detrás de los Joy-Con y deslizarlos por los rieles para insertarlos en la pantalla o para quitarlos y luego instalarlos en el adaptador que los deja como un control tradicional.

El problema, recae en los strap. Cuando quieres utilizar cada Joy-Con individualmente como un control pequeño, se recomienda ponerle los Joy-Con strap, para sostenerlo a tu muñeca y para que los botones L y R queden más cómodos. Pero suceden dos problemas. Primero, debes fijarte bien de no equivocarte en qué strap corresponde a cual Joy-Con (tienen un símbolo + y -), porque o si no, podría quedarse atorado y complicarse la extracción. Aún así, cuesta mucho sacar el strap del Joy-Con una vez que dejas de utilizar los controles en este modo. Da la sensación de que en cualquier minuto vas a romper el control.

Duración de la batería

Previo a su lanzamiento, se hablaba de una batería con duración desde 3 a 5 horas en modo portátil. Con iluminación baja y jugando Super Bomberman R, llegamos a las 4 horas y 40 minutos. Muy aceptable. Sin embargo, con Zelda, rozamos las 2 horas y 50 minutos con iluminación máxima y las 3 horas 50 minutos con iluminación mínima, bajo ninguna opción llegamos a las 5 horas.

La gran ventaja que tiene esta consola en modo portátil, es su conector tipo C. Ya que si te quedas sin batería, puedes usar una batería externa para alimentarla. Si quieres aumentar tus horas de juego alejado del cable, comprar una o varias de alta capacidad, es la opción.

Si quieres cargar tu batería lejos de casa, puedes usar baterías recargables a través de un cable USB tipo C

Resolución 

No vamos a hablar de tecnisismos, si no que de experiencia de juego. Probamos tres juegos (Super Bomberman R, The Legend of Zelda: Breath of the Wild y 1-2 Switch) y en los tres, incluido el Zelda, la diferencia de calidad de imagen entre el modo portátil y el modo sobremesa (conectado a una televisión full HD, de 49 pulgadas) no es tan sorprendente. Pasar de los 720p que posees en la pantalla portátil a los 1080 que posees en la pantalla, no te hace anhelar el televisor si es que en algún momento no lo tienes disponible.

Sobre los juegos, estos vienen en un nuevo tipo de cartridge, pequeño, similar a los Nintendo 3DS. Como dato extraño tienen un sabor amargo. Esto, porque fueron cubiertos con benzoato de denatonio, un agente no tóxico, muy amargo. Esta cobertura, presente en todo el plástico, fue aplicada para evitar que los niños ingieran el cartucho, ya que es muy pequeño.

Probando PS Vita, Nintendo 3DS y Switch, se podría decir que estamos ante una increíble consola portátil, con la opción de ser conectada a la pantalla. Para poder compararla con consolas de sobremesa, faltaría conocer otros títulos y ver que más es capaz de hacer esta pequeña consola. Sin embargo, si nos centramos en las especificiaciones técnicas, queda claro que nuevamente Nintendo optó por lo diferente por sobre lo poderoso, comparando la consola con PS4 y Xbox One S. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo