Preocupa ausencia latinos de escuelas en condado donde Trump tiene residencia

Las ausencias de alumnos hispanos a sus colegios en Florida, donde el presidente Trump tiene su residencia vacacional, motivó a las autoridades escolares a pedir a los padres que sigan enviando a sus hijos a las escuelas.

Por EFE

El significativo aumento en las ausencias de alumnos hispanos a sus colegios en el condado de Palm Beach (Florida, EEUU), donde el presidente Donald Trump tiene su residencia vacacional, motivó a las autoridades escolares a pedir a los padres que sigan enviando a sus hijos a las escuelas.

"Hemos notado un incremento significativo en los estudiantes latinos de todas las edades que no llegan a clase", indicó la portavoz del distrito, Kathy Burnstein, quien agregó que es por eso que el superintendente de educación del condado, Robert Avossa, decidió enviar un mensaje en español para responder a los temores de los padres y prometerles que ni preguntarán, ni revelarán a las autoridades la situación migratoria de las familias.

"La decisión de comunicarse con las familias hispanas para reafirmar nuestro compromiso de educar a todos los niños fue tomada durante una reunión de la junta directiva del distrito escolar, después de revisar las cifras más recientes de ausencias", señaló.

Avossa, la máxima autoridad educativa en el condado de Palm Beach, señaló que está consciente que las conversaciones nacionales sobre la política de inmigración tienen a muchos padres preocupados.

"Quiero asegurarles sobre mi compromiso de asegurarme que nuestras escuelas continúen proveyendo un lugar seguro y con un ambiente de bienvenida, sin importar su origen nacional", aseveró.

El superintendente detalló que las escuelas en Florida "no están permitidas a preguntar sobre el estatus migratorio de las familias, ni compartir datos educacionales de los estudiantes", salvo si los padres lo autorizan o si existe una orden judicial al respecto.

El mensaje de las autoridades escolares fue distribuido por correo tradicional y a través de llamadas telefónicas realizadas por los centros educativos a los números de teléfonos proporcionados por los padres de los niños.

Gloria González, una empleada doméstica hondureña, confesó a Efe que cada vez se le hace más difícil enviar a su hija, de 13 años, al colegio. "Paso el día angustiada", confesó.

"En la iglesia nos recomendaron hacer un plan sobre qué hacer con los niños en caso de que nos agarre la migra (inmigración) y nos deporten. Mi patrona me ha ofrecido ayudarme con mi hija si me llega a pasar cualquier cosa, pero esto no es vida", indicó la indocumentada, residente en la localidad de Boyton Beach.

Según datos del distrito escolar, de los 190.240 estudiantes en las escuelas públicas del condado, un 33 por ciento son de origen hispano, un 32 por ciento son angloamericanos y un 28 por ciento son afroamericanos.

Los números contrastan con la distribución demográfica del condado en general, que apenas tiene un 21 por ciento de hispanos frente al 60 por ciento de anglos.

El presidente Donald Trump tiene su residencia, denominada "Casa Blanca de invierno", en Mar-a-Lago en Palm Beach, condado situado al sureste de Florida.

Mar-a-Lago, una propiedad en primera línea costera adquirida por Trump en 1985, alberga, además de su residencia, un club privado en edificaciones que datan de finales de los años 20 del siglo pasado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo