La venta de la ETB, un cabildo que todavía está abierto

Por Ximena Arias

En medio de la revueltas que se produjeron el 20 de julio de 1810 se realizó el primer cabildo abierto que finalizó con la firma del Acta de Independencia.

207 años después se llevó a cabo el segundo cabildo abierto contra la venta de la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB) por parte de la Administración de Enrique Peñalosa. El sindicato Sintratelefonos recogió 60.000 firmas para defender la permanencia de la empresa pública.

No obstante, desde el inicio del cabildo, el Alcalde Enrique Peñalosa manifestó que “la venta de la ETB” no tiene vuelta atrás. Era obligatoria su asistencia a este evento porque si no estaba presente se enfrentaría a un proceso disciplinario por parte de la Procuraduría General de la Nación.

El mandatario ha argumentado en varias ocasiones que con las utilidades de la venta de la ETB “podríamos construir por lo menos once colegios que permitirían que 24.000 niños estudien en la jornada completa. También, se incluye la construcción de hospitales y jardines sociales.

En el cabildo participaron opositores y defensores de la venta de la ETB. Varias personas del sindicato y rivales aseguraron que la empresa sufriría un detrimento patrimonial. Además, afirman que debe promocionarse para que llegue a ser como las Empresas Públicas de Medellín (EPM).

Publimetro habló con varios concejales y expertos que apoyan y se oponen a la venta de la ETB.

Los defensores

La concejal del partido Alianza Verde, Lucía Bastidas explica que “desde la Alcaldía de Antanas Mockus, se ha querido capitalizar a la ETB, no es algo nuevo. La telefonía fija no da plata y el mercado es competitivo, cada día que pasa la empresa va a valer menos. Aunque es cierto que se duplicó el número de afiliados y que se mejoraron ciertos indicadores, no es una empresa rentable”.

Igualmente, la concejal se refirió a las múltiples quejas que han surgido con la ETB por parte de los usuarios “no todo el mundo le compra a esta empresa y tiene uno de los números más altos de reclamos. No es bueno que el Distrito le siga invirtiendo a una empresa que no da resultados. El ideal es que tengamos una empresa como EPM, pero es difícil alcanzar este lugar”.

Sobre el sindicato, Bastidas afirma que es una carga “por las altas primas. Además, esto repercute en los precios al usuario porque lleva a que la tarifa sea más alta”.

Frente a este punto, la concejal Bastidas coincide con el concejal de la Alianza Verde Jorge Torres, quien señala que “uno entiende que son personas, son trabajadores que tienen un interés particular porque algunos se van a quedar sin trabajo. Además, es comprensible que quieran conservar beneficios como primas, los salarios adicionales, los subsidios, entre otros, pero a mi no me eligieron para defender un negocio ni para proteger un sindicato, yo voy a trabajar temas como la educación y la cultura ciudadana”.

Así, Jorge Torres justifica su apoyo a la venta de la ETB porque “mi interés es defender a los niños y a los jóvenes. Con los recursos provenientes, se podrán financiar centros culturales, hospitales, entre otros. El deber de los concejales es garantizar la educación y la salud”.

Los opositores

Sergio Fernández es integrante y vocero del comité Unidos Revocamos a Peñalosa (URP) y además, miembro del Polo Democrático Alternativo (PDA). Fernández presentó sus argumentos en contra de la venta de la ETB en el cabildo abierto.

Fernández afirma que “en los últimos cuatro años el Distrito ha realizado una inversión de aproximadamente 1.3 billones de pesos en fibra óptica que trajo como resultado que en todo el país se instalaran dos anillos. La calificadora del riesgo Fitch Rating afirmó que el futuro de la ETB iba a ser próspero por las altas inversiones que la empresa hizo”.

Otro de los argumentos de Sergio Fernández es que “la ETB sirve para estabilizar los precios. Actualmente, maneja el 40% de los teléfonos en Bogotá. Si Claro comprara a la ETB tendría el control del 84%. De esta forma, se controla el monopolio de la telefonía en Colombia”.

El vocero de URP cree que la única forma para frenar la venta de la ETB es “lograr la revocatoria del Alcalde Enrique Peñalosa porque es claro que la mayoría del Concejo de Bogotá lo apoya, y van a votar a favor”.

Además, Fernández explica que “no es cierto que la empresa es sólo dueña de la telefonía fija, es propietaria de los canales por donde pasan los cables que proporciona la fibra óptica, el internet, la televisión”.

El concejal de la Alianza Verde, Antonio Sanguino explica que la venta de la ETB constituye un detrimento patrimonial porque en total, “la ETB vale aproximadamente 4 billones de pesos porque fueron 2,5 billones los que se invirtieron en la fibra óptica y el resto hace parte de los gastos operativos de la empresa. El Alcalde quiere ofrecerla por menos de 2,5 billones de pesos, es decir, por menos de su inversión en fibra óptica”.

Para Sanguino, “es absurdo que las necesidades fiscales se quieran solucionar con la pérdida de un activo estratégico como la ETB. Además, no es sólo una empresa de teléfono, es un conglomerado empresarial de telecomunicaciones que sirve para reducir la brecha digital y brindar el derecho a las tecnologías de la información. Igualmente, es una falacia decir que si no se vende la ETB, no se pueden hacer colegios. La ciudad se ha desarrollado sin prescindir de las empresas públicas”.

Igualmente, el concejal criticó la actitud del Alcalde en el cabildo abierto “no me parece correcto que no se diera un diálogo para escuchar las voces críticas, ya que era un cabildo donde participaron más de 1000 ciudadanos”.

El 7 de marzo, el Alcalde debe darle a los 41 ciudadanos que participaron en el cabildo las respuestas claras a las preguntas que se generaron en el debate.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo