Ejército ofrece disculpas por asesinatos en el Valle del Cauca

El brigadier general Juan Vicente Trujillo Muñoz, comandante de la Tercera Brigada del Ejército, se disculpó a nombre del Ejército nacional por la masacre de diez policías y un civil en 2006

Por Publimetro Colombia

El 22 de mayo del 2006 en el corregimiento de Potrerito, en Jamundí, en el sur del Valle del Cauca, una patrulla adscrita al Batallón de Alta Montaña del Ejército se encontró con diez policías y un informante que realizaban un operativo antinarcótico en la zona y que fueron masacrados.

Por estos hechos fueron condenados 15 militares, entre ellos el coronel Byron Carvajal, quien purga una pena de 54 años, ante lo cual el Ejército Nacional se vio obligado legalmente a ofrecer disculpas públicas.

“El Ejército Nacional, en cumplimiento de la sentencia expedida por el Tribunal Contencioso Administrativo, y consciente de su deber legal y moral de rendir un homenaje especial y sentido a los policías asesinados, presenta de manera pública y abierta las excusas por el comportamiento irregular de unos miembros de la institución, que no representan el actuar y el sentir del soldado colombiano y quienes de manera unilateral, mezquina e injustificable, asesinaron a esos diez miembros de la Policía Nacional”, leyó en un comunicado el brigadier general Juan Vicente Trujillo Muñoz.

El comandante de la Tercera Brigada del Ejército no estuvo acompañado de los familiares de las víctimas, a pesar de que fueron invitados al acto.

En la masacre de Potrerito murieron el mayor Elkin Leonardo Molina Aldana, el intendente Ramón Darío Galvis Londoño, los subintendentes Yilmar Mamian Jiménez, Rooselvet García Ramírez, Franklin Oswaldo Sánchez Bautista y Carlos Alberto Murillo Castañeda, el agente Luis Alberto Farfán Castiblanco y los patrulleros José Luis Rodríguez Niño, Pedro León Perea Galindo y William Andrés Rodríguez Montero, además del civil Luis Eduardo Betancourt.

El general Trujillo también ofreció disculpas públicas por el asesinato del promotor de salud Henry Erney Castro Ortiz y el campesino Óscar Orlando Salazar, encontrados muertos el 17 de mayo del 2000, en el corregimiento de Villacarmelo, zona rural de Cali, después de ser retenidos por miembros del ejército.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo