30 heridos dejó atentado en Bogotá que habría sido perpetrado por el Eln

Las autoridades aún investigan el hecho y otros similares ocurridos este año para saber si tienen alguna relación.

Por María Esperanza Arias Herrera

Un mañana de terror vivieron los vecinos de la plaza de toros La Santamaría con la explosión que dejó 26 personas heridas.

El hecho ocurrió a las 10:36 a.m. de este 19 de febrero, en la carreras 5 con calle 27, muy cerca del lugar donde este domingo se realizó la última jornada de la temporada taurina.

Según la Policía Metropolitana de Bogotá, en el lugar fueron valoradas 40 personas y de ese número, 30 fueron trasladadas a centros médicos, entre ellos al Hospital Militar, al Hospital San Ignacio, al Hospital Santa Clara y al Hospital Central de la Policía.

Del total de heridos, 26 son miembros de la Policía y cuatro son civiles. Todos ellos estaban en esa esquina del barrio La Macarena, donde empezaba a montarse el cordón de seguridad que en los últimos fines de semana habilitó la Alcaldía de Bogotá para proteger a los asistentes de la plaza de toros de los antitaurinos que protestaban.

Las autoridades confirmaron que los civiles no tenían heridas de gravedad y uno de ellos fue dado de alta al poco tiempo. Pero no pasó lo mismo con los uniformados.

Seis de ellos presentaron distintos tipos de gravedad y los otros estuvieron bajo observación por varias horas para darles de alta de acuerdo a las valoraciones médicas.

El dato:


Este mes un restaurante en la localidad de Teusaquillo ha sufrido dos atentados. La primera vez ocurrió el 10 de febrero y nuevamente se registró una explosión en la madrugada del 18, un día antes del atentado en La Macarena.


¿Quién fue?

Testigos aseguraron que el explosivo fue dejado al interior de una alcantarilla, que estalló cuando varios miembros del ESMAD estaban cerca y algunos carros particulares y un taxi pasaban por la carrera 5.

El lugar fue acordonado de inmediato y unidades del CTI de la Fiscalía, Bomberos de Bogotá y varias ambulancias llegaron para atender la emergencia. En medio de la incertidumbre dos sujetos fueron retenidos por las autoridades y, con la ayuda de perros rastreadores, verificaron que en la zona no quedara algún objeto sospechoso.

Horas después la Policía informó que el Eln podría ser responsable del atentado terrorista y descartó que antitaurinos o grupos políticos en contra del alcalde Enrique Peñalosa estuvieran involucrados.

El general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, aseguró que las personas que instalaron el explosivo en el lugar aprovecharon el evento y la presencia de los uniformados para cometer el atentado.

Esa razón y la cantidad de explosivo que se usó hace pensar que las células urbanas de dicha guerrilla estarían detrás de la explosión.

El artefacto contenía metralla, lo que originó las mayores heridas a los oficiales, especialmente en los ojos, indicó el alcalde en el consejo de seguridad.

“Vamos a perseguir a estos criminales, para lo cual vamos a poner todo lo que esté a nuestro alcance. Y en eso estamos trabajando de manera conjunta con la Fiscalía y con la Policía. Tenemos elementos adicionales que nos permiten tener confianza de que vamos a poder dar resultados sobre este atentado en un tiempo corto”, dijo Peñalosa al término de la reunión con las autoridades.

El dato:


A pesar del atentado y de la protesta que horas después los antitaurinos realizaron cerca de la plaza de toros, el alcalde de Bogotá decidió no suspender la última corrida de toros de la temporada taurina.


Inmuebles afectados

Unos 34 inmuebles del sector resultaron afectados por la onda explosiva. Se trata de dos casas del sector y 32 apartamentos, muchos de ellos ubicados en las Torres del Parque, a los que la explosión les rompió los vidrios de las ventanas.

Sobre este tema, Peñalosa prometió que la reparación será asumida por el Distrito.

“Invitamos a los ciudadanos a que denuncien comportamientos sospechosos. Contra el terrorismo tenemos que unirnos todos los bogotanos”, agregó.


Los 30 heridos eran 26 policías y 4 civiles. De ellos 20 fueron remitidos al Hospital de la Policía, 5 al Hospital Militar, 3 al San Ignacio y 2 al Santa Clara. Solo uno de ellos tienen pronóstico reservado y 6 presentan heridas críticas.


 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo