¿Medellín es realmente una ciudad sostenible?

La palabra sostenibilidad está de moda. Medellín se ha convertido en el epicentro de grandes eventos de innovación y es ejemplo de resiliencia, pero se está quedando sin aire.

Por Ariadne Agamez Lombana

La ciudad está a puertas de una nueva contingencia ambiental, parece ser la ‘crónica de una muerte anunciada’. Muchos se preguntan: ¿qué se debe hacer para que no suceda?, ¿cómo lograr que el aire en Medellín no sea tóxico?, ¿hay voluntad política para luchar contra la contaminación?, por eso consultamos algunos expertos de ciudad para encontrar una posible respuesta.

Jesús Aníbal Echeverri, presidente del Consejo de Medellín, explicó que para entender la situación de Medellín es necesario enfocarse primero que todo en la topografía, porque es un Valle en el que se concentra toda la contaminación.

“Medellín tiene un ancho de 7 kilómetros, los gases que contaminan el aire son muy difíciles de manejar. Hay que buscarle soluciones a la situación y lo primero es que se debe generar una cultura del ‘no carro’, los carros se deben quedar en la casa, se debe usar el transporte masivo, el integral, el colectivo; porque en estos últimos diez años la cantidad de motos ha ascendido más de 1000%”, dijo Echeverri.

El presidente del Consejo destacó que en Medellín actualmente existen cerca 980.000 motos y 650.000 vehículos, lo que considera son los generadores del 80% de la contaminación.

“Aunque muchos dicen que son los buses, los camiones o las volquetas, realmente son los vehículos los que están generando este conflicto. Aquí lo que se debe trabajar es en una cultura por el respeto a nuestra salud como seres humanos, porque eso es lo que nos va a dar sostenibilidad”, agregó el presidente.

Indicó que es necesario mejorar lo que se está haciendo respecto a la siembra de árboles, porque señaló que si bien se están sembrando, lo que no se hace es darle el debido mantenimiento a esos árboles.

“En el Plan de Desarrollo del doctor Federico quedó estipulada la siembra de 700.000 árboles, entonces hay que empezar a generar la siembra y el cuidado de los árboles, de los parques, de las riveras de los ríos que para nosotros es muy importante”, informó Echeverri.

Sin embargo hay que ser conscientes de la complejidad que existe en el territorio, porque el crecimiento acelerado de los municipios aledaños a Medellín, hace que el epicentro de todos sea la capital antioqueña. Ya es muy difícil saber en qué lugar deja de ser Medellín y se pasa a Envigado, a Itagüí o incluso a Bello.

Esta situación obliga a que los alcaldes y los funcionarios de las administraciones locales trabajen de la mano, porque evidentemente de nada sirve que se implementen medidas en un municipio si en el otro no, porque el aire no tiene frontera.

“Nosotros tuvimos un plan de choque con el tema del Área Metropolitana con la llegada de los buses, porque nosotros recibimos los buses de todos los municipios, llegan al centro de la ciudad y son buses chimeneas. Ahora vamos a tener que plantearle al director Eugenio Prieto, que se amarren firme los alcaldes del Área porque tienen que dar un aporte en ese tema de la chatarrización”, expresó Echeverri.

Por otro lado también están aquellos para los que las medidas que implementa la administración no son suficientes.

Gustavo Cabrera, profesor titular de la Universidad de Antioquia, expresó en la vocería de los ciudadanos su insatisfacción por la condición ambiental en el Valle de Aburrá.

“En temas relacionados de agua, suelo, aire, movilidad y uso del espacio público no creemos que se esté haciendo lo adecuado para las condiciones que tenemos hoy, en particular en la mirada a largo plazo de la sostenibilidad”, dijo Cabrera.

Además, agregó que el discurso oficial y público es lejano a lo que como ciudadanos han podido experimentar, investigar y vivir sobre el tema ambiental.

“Las medidas para controlar la situación existen, pero no existe la decisión política para afrontar la situación”, dijo Cabrera, además destacó que la solución está en “implementar medidas que mejoren la movilidad, el control de la congestión, el uso del espacio público y la calidad de los combustibles”.

El profesor destacó la gran importancia que tiene mejorar el sistema de transporte público para que las personas tengan la opción de dejar sus opciones privadas e individuales de movilidad en sus casas.

Juan Esteban Martínez, secretario de Movilidad de Medellín, sobre el tema que le corresponde explicó que desde hace varios años Medellín ha estado trabajando en la implementación de un sistema integrado de transporte en torno a la movilidad sostenible para mejorar la calidad de vida de los habitantes y del medio ambiente.

“Este año cumplimos 22 años del Metro, el sistema eléctrico único en el país. Hoy nosotros contamos con Tranvía, Metrocables, alrededor de 47 kilómetros de sistemas de transporte eléctrico, lo que nos posiciona por encima de otras ciudades como una ciudad sostenible y alrededor del Metro estamos integrando todo el transporte que es la clave de la movilidad sostenible”, explicó Martínez.

Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, es enfático al decir que la sostenibilidad es fundamental para la ciudad, porque es más que una palabra, un sello o una etiqueta, que debe ser real y los problemas de la calidad de aire se reduce a que ‘todos contaminamos’.

“La apuesta de las ciudades sostenibles tiene que ir muy de la mano de temas de transporte. En Medellín viene: la renovación del Centro con ejes ambientales peatonales; el Metrocable de picacho, el fortalecimiento del eje estructural del Metro con los 22 nuevos trenes, que son 66 nuevos vagones; el Metrocable del 13 de noviembre; 80 kilómetros de ciclorutas e intervención de los cerros tutelares”, dijo el mandatario local.

Respecto a la contaminación por cuenta de los camiones y buses que ingresan al centro de Medellín y que llegan de otros municipios dijo que, “viene una reestructuración de todo el sistema del transporte público en el centro de la ciudad, que es la reestructuración de todo el TPM (Transporte Público de Medellín), porque no puede ser que cada bus del Área Metropolitana entre hasta el último rincón del Centro, eso no puede pasar”.

Sobre la queja de muchos contradictores que afirman la falta de voluntad política para contrarrestar la alta contaminación en la ciudad, el alcalde dijo que “la contaminación no se soluciona por decreto, el tema es de todos los ciudadanos, porque todos contaminamos. La pregunta es ¿qué hace cada uno para no contaminar?, es que el aire como está no es porque contamine una administración municipal o un alcalde, no. Todos contaminamos y ese es el llamado que le hago a los ciudadanos para que digan ¿cómo vamos a aportar entre todos? Entonces, vamos a utilizar más el sistema de transporte público, o en algunos trayectos nos podemos mover en bicicleta o caminar o no sacar los carros o hacer teletrabajo”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo