Y entonces, ¿qué va a pasar con el metro de Bogotá?

El metro sí entro en un túnel, pero sin salida por ahora tras la decisión de MinMinas de reducir la sobretasa a la gasolina que dejaría al Distrito sin la mitad de la plata que debe poner para la obra

Por Pamela López

Parece un chiste mal contado, pero no, porque si Bogotá había avanzado a pasos de gigante con el metro en el último año esta semana el Ministerio de Minas y Energía le puso el freno de mano con toda. La decisión de reducir la sobretasa a la gasolina tomó por sorpresa a más de uno, pero sobre todo le borró la sonrisa de la cara al alcalde Enrique Peñalosa cuando se había anunciado que a final de este año se podría firmar el Conpes para iniciar con la obra.

Como en un búnker, el mandatario de los bogotanos se encerró por horas en el Palacio Liévano con sus homólogos de Medellín, Neiva, Florencia, Valledupar, Quibdó, entre otros, y el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, para hablar sobre el tema que finalmente no tuvo una respuesta positiva.

Y es que la situación es grave: hace dos semanas el proyecto metro se quedó sin vigencias futuras, según lo declaró a la Comisión de Hacienda en el Concejo de Bogotá la secretaria de Hacienda, Beatriz Arbeláez, lo que retrasaría de por sí la firma del Conpes ya que este es uno de los requisitos. De esta forma tendrían que volver al cabildo distrital para aprobar, nuevamente, que dineros de los presupuestos futuros de la ciudad sean usados en la megaobra.

Este solo traspié ya era suficiente para la administración actual, pero ahora se le suma la reducción de la sobretasa a la gasolina, un impuesto por el que ciudades y municipios recibían plata para proyectos de infraestructura. Por este reversazo Bogotá dejaría de recibir ingresos por 1,4 billones de pesos en los próximos 10 años, unos 120.000 millones de pesos anuales, recursos claves para financiar el metro y el mantenimiento de la malla vial de la ciudad.

“La malla vial de todos los departamentos y municipios del país está gravemente desfinanciada y esta resolución le quita más recursos. Aquí no solo se afecta la movilidad, porque muchas ciudades ya tienen comprometidos esos recursos a largo plazo como Medellín, como Cali, Cartagena y nos obligaría a quitarles recursos a programas como a educación, salud y la atención a la niñez”, aseguró Peñalosa.

 

En números

El metro de Bogotá costaría, según datos entregados por el Distrito, 13,9 billones de pesos. El Gobierno Nacional se comprometió, incluso se hizo una presentación en la que participó el presidente Juan Manuel Santos y el alcalde Enrique Peñalosa, con el 70% de la financiación, o sea 9,6 billones de pesos.

La ciudad tendría que poner 4,6 billones de los cuales esperaba dar la mitad, 2,6 billones, de la sobretasa a la gasolina que le entraba a la ciudad. Para que quede claro, si la Bogotá antes recibía aproximadamente 1270 pesos por galón, ahora podría recibir tan solo 900 pesos; eso quiere decir que la reducción es de un 28%. Con el cambio que se hizo la administración deberá pensar de dónde sacará el dinero para la financiación de la obra para presentarle la propuesta a la Nación, pues es necesario que esté asegurado para que la Nación de luz verde con el cheque.

Aunque los alcaldes pidieron al ministro Arce derogar la resolución que se expidió el 30 de diciembre de 2016, el jefe de la cartera ministerial aseguró que él no es quien define el porcentaje de la sobretasa, eso le corresponde a los concejos municipales. “Lo que le digo a los alcaldes es que entiendo la molestia porque sé que es una situación crítica para sus gobiernos, tan crítica como fue para el país perder 23 billones de pesos en ingresos el año pasado por esta misma razón. El precio del crudo se cayó, nosotros teníamos unas estimaciones de un precio mucho más alto, pero nos tuvimos que ajustarnos, tuvimos que hacer una reforma tributaria, un recorte presupuestal”, añadió. Sin embargo, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, comentó que se debe buscar una solución y que MinMinas debe atender la situación.

PUBLIMETRO intentó comunicarse con la Secretaría de Hacienda para saber si se pensará en un plan b de cómo completar el dinero del proyecto si no se deroga la resolución. Además, para indagar por qué no reaccionaron antes ya que la decisión se tomó en diciembre del año pasado, pero no obtuvo respuesta.

 

“La malla vial de todos los departamentos y municipios del país está gravemente desfinanciada y esta resolución le quita más recursos. Aquí no solo se afecta la movilidad, porque muchas ciudades ya tienen comprometidos esos recursos a largo plazo como Medellín, como Cali, Cartagena y nos obligaría a quitarles recursos a programas como a educación, salud y la atención a la niñez”, Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo