Un nuevo espacio de concertación para los vendedores ambulantes

En febrero, varias organizaciones de vendedores ambulantes se reunieron para formar un Consejo Distrital con el que pretenden conciliar y dialogar con la Alcaldía de Bogotá

Por Ximena Arias

Uno de los temas más polémicos en la Alcaldía de Enrique Peñalosa han sido los vendedores ambulantes, quienes han realizado diferentes protestas contra el Gobierno Distrital por el desalojo y la destrucción de sus mercancías.

Según Félix Palacios, varios vendedores ambulantes han intentado dialogar con Enrique Peñalosa pero no ha sido posible porque la Alcaldía no ha querido darles una cita.

Por esta razón, Palacios, que hace parte de la Corporación para el Progreso del Trabajador Informal (Corpotrain), se reunió el 6 de febrero con otras asociaciones de vendedores ambulantes para formar el Consejo Distrital de Vendedores Ambulantes, del que hacen parte más de 2000 comerciantes.

El objetivo del Concejo Distrital es establecerse jurídica y legalmente para ser un interlocutor válido con la Alcaldía Mayor, las Alcaldías locales y el Gobierno Nacional.

Sus propuestas principales son establecer una Mesa de Concertación Distrital, exigir que diferentes entes de control atiendan las quejas que los vendedores ambulantes interponen por los abusos cometidos por la Policía Metropolitana de Bogotá bajo el Nuevo Código de Policía. El tercero es visibilizar el aporte que esta población brinda a la economía nacional. Y el cuarto es implementar un censo y diferentes jornadas de carnetización para caracterizar a los comerciantes.

A pesar de las críticas realizadas por los vendedores ambulantes, el Instituto para la Economía Social (IPES) aseguró que permanentemente, realizan ofertas a los vendedores ambulantes para que se reubiquen en otros espacios como quioscos, puntos de encuentro, ferias institucionales y puntos en centros comerciales. Además, la entidad brinda orientación laboral y talleres de capacitación en temas como emprendimiento.

Así mismo, el IPES ha realizado 16 ruedas de servicio en 7 localidades en las que han atendido 1140 vendedores ambulantes y se les ha ofrecido 3345 vacantes laborales. Además, se les ha dado orientación laboral y diferentes capacitaciones.

Entre el año 2016 y el 2017, el IPES logró atender a 6932 vendedores ambulantes. De esta cifra, 3572 aceptaron las propuestas de la entidad en diversos ámbitos. 2668 se vincularon a cursos de formación, 168 fueron ubicados en centros comerciales, 67 en ferias institucionales, 191 en ferias temporales y 84 en quioscos. También, 81 aceptaron un empleo y 241 entraron a la ruta del emprendimiento en la que se ofrece capacitación en diversos oficios como artesanía y se les brinda orientación para que puedan montar su propio negocio.

Otro programa del IPES es el de “Antojitos para Todos” en el que participan adultos mayores y personas en condición de discapacidad a los que se les entregan quioscos y módulos, ubicados en diferentes entidades públicas, en los que pueden vender su mercancía.

Para el IPES, es problemático que los vendedores ambulantes no acepten las ofertas de la Institución porque esperan a que la Policía realice las jornadas de restitución de espacio público, en la que sus puestos son retirados de la calle, para vincularse a los programas de la entidad.

Uno de los mayores problemas que enfrentan los vendedores ambulantes es el tema del espacio público. Félix Palacios explica que entiende el derecho que tienen los ciudadanos a transitar en éste, pero que debido a la falta de oportunidades laborales y económicas, se ven obligados a ubicarse en estas zonas.

Palacios reconoce las medidas que ha tomado el IPES, pero considera que las reubicaciones que realiza el Distrito no dan resultado porque los vendedores ambulantes vuelven a la calle. Algunas de las razones que los llevan a reincidir es que por ejemplo, muchos de los quioscos están mal ubicados, no tienen energía o por falta de la renovación del contrato con la entidad, no han sido reparados. Por esto, mucho tienen las puertas dañadas y deben cerrarse con cabuyas. Además, muchos han recibido golpes de buses del SITP.

Debido a la implementación del Nuevo Código de Policía, los policías se han extralimitado y abusado de su autoridad, como informó Palacios. El comerciante explicó que, aunque el Presidente afirmó que hasta julio las sanciones iban a ser pedagógicos, a muchos vendedores ambulantes les han puesto comparendos económicos.

El Representante a la Cámara por el Partido Alianza Verde, Inti Asprilla, demandó los parágrafos 2 y 4 del el Artículo 140 del Nuevo Código de Policía porque estos ordenan que la Policía puede acercarse al vendedor ambulante, enviarlo a una Inspección de Policía. Posteriormente, si el comerciante vuelve a reincidir en su oficio se puede decomisar su mercancía y destruirla. Además, deberá pagar un salario mínimo vigente, y si incumple esta deuda, no podrá acceder a diferentes programas del gobierno por ser deudor moroso.

Para Palacios, el debido proceso es que el vendedor ambulante sea llevado a una Inspección Policial en la que el inspector decide qué debe hacer con el comerciante. Posteriormente, debe ser remitido al IPES para ofrecerle una alternativa.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo