Neil Patrick Harris asumió el desafío de convertirse en el Conde Olaf

El estadounidense protagoniza la nueva serie original de Netflix basada en la saga literaria "Lemony Snicket"

Por Natalia Martinez

En el 2004 se estrenó Lemony Snicket's: Una serie de eventos desafortunados, la película protagonizada por el siempre conocido humorista Jim Carrey, que personificó al malvado y a la vez gracioso Conde Olaf de la saga literaria del escritor estadounidense Daniel Handler, con gran soltura y gracia recibiendo positivos conceptos por parte de la crítica cinematográfica.

La película cumplió veintidós años de su estreno y Netflix quiso ir más allá y crear una serie de trece episodios en torno a los libros que fueron publicados desde 1999. En enero, Una serie de eventos desafortunados fue estrenada con las altas expectativas del público, no por la adaptación a la televisión de la saga literaria que cuenta con fans en todo el mundo, sino por quien daría vida al nuevo Conde Olaf: Neil Patrick Harris.

El actor estadounidense personifica al protagonista perverso: un pésimo actor de teatro que decide hacer lo imposible por quedarse con la fortuna de tres hermanos que pierden a sus padres en un incendio. Los huérfanos Baudelaire, tres pequeños niños muy talentosos tendrán que soportar los intentos de homicidio del Conde, quien los somete a una vida "desgraciada".

Harris habló con PUBLIMETRO  y nos contó sobre su experiencia con esta caracterización, en donde siente que afrontó un gran reto actoral: "Ha sido uno de los papeles más exigentes de mi carrera porque el Conde Olaf es sumamente expresivo con sus gestos y debía aplicarme grandes capas de maquillaje que no me lo hacían fácil, pero creo que lo logré".

Aunque mucha gente compara su personificación con la de Jim Carrey en 2004, Harris afirma que no hay punto para hacer un contraste, "Jim (Carrey) es un maestro de la comedia y las películas son diferentes en su formato. Una serie es un cúmulo de pequeñas películas y la actuación debe permanecer en el tiempo".

Sobre la preparación de su personaje, el estadounidense comentó sobre la mezcla que hizo entre su afición por la magia y su experiencia en los diferentes musicales en los que ha participado: "la magia y personificación van de la mano, pues ser mago es hacer teatro. Los gestos, la forma de convertirse en otro; la música y el canto, terminan siendo un complemento para la expresión corporal".

Harris  es acompañado de los hermanos Baudelaire con los que comparte set y asegura que gran parte de la fortaleza de la producción original de Netflix se debe a la química entre él y sus coprotagonistas: "cuando los conocí se me hicieron totalmente adorables, pero me fijé la meta de que tuvieran miedo de mí y eso se reflejara en la puesta en escena, así que no interactuaba mucho con ellos y solía ser frío".

"Muchas veces no me reconocían cuando hablábamos lejos de los sets de grabación porque pasé gran parte de la producción con kilos de maquillaje encima", Harris.

Cuando se le pregunta por el guión y su primera impresión de lo que sería la serie, Harris sonríe y suspira: "fue increíble leer el libreto y darme cuenta de que ya quería verme en las pantallas personificando al Conde Olaf, un ser mayor que yo, más despreciable que yo y más malvado que yo. ¡Me encantan los desafíos y sé que esta será una gran serie!".

Sobre lo que diferencia a la serie de otras producciones, Harris afirma que es la idea de un producto Disney para mayores de edad: "Pese a que los buenos de la historia son tres adorables niños y la serie es sobre su inteligencia para esquivar la maldad de los adultos, es una serie para gente mayor".

Uno de los destacados de la serie es el poder de las cuatro interpretaciones del Conde Olaf a través de los episodios, para salirse con la suya, "graciosamente ridículas, ridículamente escalofriantes", como las define el propio Harris: "Crear un personaje que dentro de la trama es actor, y un pésimo actor, tiene sus desventajas, pues no puedes ir al absurdo. Pero las personificaciones de Olaf son magistralmente perversas y eso le da un plus a la Serie. Invito a verla".

Una serie de eventos desafortunados se estrenó el pasado 13 de enero en la plataforma de contenidos de entretenimiento y  la gente ya comenta sobre su fidelidad a las 13 obras literarias que abordan la temática de los hermanos Baudelaire y su lucha por alejarse del malvado Conde Olaf.


El Elenco

La serie fue creada por el escritor de la saga Lemony Snicket, Daniel Handler. Como productores Barry Sonnenfeld, famosos por su participación en La Familia Adams. Acompañan a Harris, Patrick Warburton el hilo conductor de la historia como narrador, Melina Weissman, como Violeta Baudelaire, la hermana mayor de los huérfanos; Louis Hynes como Klaus Baudelaire, el lector de los hermanos y Presley Smith, como Sunny, la bebé de la familia.


 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo