Los toros vuelven a la Santamaría con críticas a la administración distrital

La temporada, que durará cinco domingos a partir del 22 de enero, es para los taurinos la reivindicación de sus derechos, mientras las voces de animalistas cuestionan las decisiones del alcalde

Por Pamela López

Que la plaza de toros La Santamaría esté lista para recibir a la fiesta brava en medio de polémicas ha sido tema de siempre, pero esta vez las críticas recaen sobre el mismo alcalde Enrique Peñalosa y los encargados de convocar la asistencia al escenario este domingo.

La temporada taurina en Bogotá inicia con una de sus figuras más representativas, el torero Julián López Escobar, ‘el Juli’. Los carteles publicitarios se ven por toda la ciudad, mientras en redes sociales como Twitter sigue la polémica y los enfrentamientos entre los opositores y los amantes de los toros. La Corporación Taurina de Bogotá, a quien intentamos contactar sin éxito, escribió en su perfil “Los esperamos ¿dónde? En la Santamaría… el hogar de los taurinos bogotanos”.

Y aunque Peñalosa aseguró que “las corridas de toros son un espectáculo cruel y no son convenientes en una sociedad civilizada”, muchos animalistas lo señalan de facilista. Entre ellas Andrea Padilla, vocera en Colombia de Animal Naturalis, quien le comentó a Publimetro que “desde que el alcalde tomó posesión del cargo en sus primeras ruedas de prensa anunció que si las corridas de toros volvían a Bogotá él sería el primero en salir a marchar, pero nosotros no necesitamos un alcalde marchando, necesitamos a un alcalde que haga política, que busque salidas jurídicas y es lo que Peñalosa no ha hecho”.

La vocera en Colombia de AnimaNaturalis Internacional también comentó que “Peñalosa permanentemente se encodió en la orden de la sentencia constitucional desconociendo que así como hay una sentencia que ordena la repaertura de la Santamaría, hay otra sentencia del año 2010 que establece condiciones para la realización de las corridas de toros de la cual pudo valerse para buscar salidas jurídicas y dar la pelea, por eso nuestra percepción es que su actitud fue facilista al hacer uso de esta sentencia sin generar una controversia, un debate, sin buscar salidas jurídicas y por supuesto recordando su historial ya que en el año 2000 condecoró a la Corporación Taurina y es un taurino declarado. Luego vemos que presenta con el senador Carlos Fernando Galán un proyecto de ley que a nuestro juicio no es sino un show mediático y no le apunta a la abolición de la corrida de toros que es nuestro objetivo”.

Padilla comentó que el domingo, para el inicio de la temporada, realizarán un performance rechazando el regreso de los toros al escenario (ver recuadro). La idea con esta actividad es que el tema siga vigente y para ponerle cara a los toros que harán parte de la corrida.

Fiesta brava

Los amantes de la fiesta brava no caben de la felicidad por el regreso de los toros y han convocado por todos los medios la asistencia a la plaza este domingo: “El esfuerzo ha sido grande y el público debe demostrarlo” se lee en algunas cuentas de Twitter.

Por su parte, Felipe Negret, director de la Corporación Taurina de Bogotá, comentó en una entrevista para El Mundo de España que “Con la vuelta de los toros a Bogotá se restituyen los derechos de los aficionados a los toros. Los toros vuelven a formar parte de la actividad cultural de los bogotanos”.

Asimismo, agregó que las corridas de toros son una de las actividades más rentables para la administración distrital. “Antes de la prohibición, desde el año 2000 al 2012, el Ayuntamiento de Bogotá (alcaldía) recaudó más de cinco millones de euros por 98 festejos celebrados. Sin embargo, por los seis festejos que se van a celebrar este año, el Ayuntamiento percibirá 800.000 euros (más o menos 2.400 millones de pesos). Los toros es la actividad cultural más rentable para la Administración”.


RECUADRO

 

El performance que realizarán el domingo consistirá en “una puesta en escena pacífica, no violenta y es más una propuesta de reflexión para los transeúntes y para mantener vigente el debate. Lo que haremos es tener 50 activistas, que estarán vestidos de negro y formarán una frase que dirá “ellos serán masacrados” porque los 30 toros serán efectivamete masacrados en las cinco tardes de domingo que dura la temporada. Cada activista tendrá el rostro de un toro para ponerle precisamente cara a las víctimas”, comentó Andrea Padilla.


 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo