¿De qué se trata la veda de camarón que arrancó en el Pacífico colombiano?

¿Por qué los pescadores artesanales tienen prohibido pescar camarón por 60 días? ¿Qué pueden hacer los restaurantes para surtirse de dicho producto?

Por Heinar Ortiz Cortés

Desde este domingo, 15 de enero, y durante dos meses, la pesca de camarón en el Pacífico colombiano quedó prohibida legalmente debido a la veda de esta especie.

La explicación del porqué se decide prohibir la pesca de esta especie acuática en todo el Litoral radica en que es precisamente durante los meses de enero y febrero en los que el camarón tiene su época de reproducción y crecimiento.

El director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), Otto Polanco, le dijo a El País que además de garantizar la preservación de la especie en el Pacífico, la veda permite mejor calidad en la pesca.

Como se recordará, la veda se viene realizando desde 1988, cuando se implementó un piloto exitoso en el Golfo de Tortuga. Debido a los buenos resultados de esta prueba, desde 1989 la prohibición preventiva se desplegó desde Nariño hasta Chocó.

Debido a la veda, los distribuidores, comercializadores y restaurantes que quieran seguir usando camarón en sus platos, deberán garantizar que dicho producto sea de procedencia extranjera y no nacional.

También pueden reemplazar durante este tiempo el camarón por otros mariscos para los que no existe veda, como es el caso del calamar, pulpo o incluso algún tipo de pez de mar como la corvina, el mero, entre otros.

No obstante, la veda conlleva gran preocupación para más de 17.000 familias que dependen de la pesca artesanal de camarón en el Pacífico colombiano.

Según le dijo a Caracol Radio Manuel Bedoya, presidente de la Asociación Colombiana de Pescadores Artesanales de Colombia, la veda deja a dichas familias sin sustento por al menos 60 días.

La pesca es nuestro principal fuente de trabajo y con la veda nos quedamos de brazos cruzado”, dijo el directivo, quien añadió que el Gobierno Nacional no ofrece durante la veda alternativas que permitan ingresos para los pescadores de camarón.

Según Bedoya, durante los últimos diez años la pesca en el Pacífico ha caído más de un 60%, pasando de 900 toneladas mensuales en 2006 a solo 40 toneladas mensuales en 2016.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo