TransMilenio, cada vez más lejos de ser el orgullo de los bogotanos

William Monroy asesinó a Leonardo Licht en TM porque este le exigió que pagara el pasaje. Sin embargo, él no ha sido el único evasor, ni agresor, en el sistema.

Por Pamela López

Leonardo Licht, trabajador de Recaudo Bogotá, murió por exigirle a su victimario que pagara el pasaje de TransMilenio tras colarse. El caso del joven de 22 años, que solo hacia su trabajo, ya caló profundo en la seguridad de la ciudad.

Si antes la gente se subía con miedo al sistema, ahora se sube con pánico porque ni sabe a qué horas lo van a robar o porque simplemente puede enfrentarse a un potencial asesino si se le exige que pague el pasaje.

Lo de Leonardo tampoco es un caso aislado y la percepción ciudadana es que la inseguridad en el sistema es cada vez más evidente. Para la muestra muchos ejemplos: tan solo la semana pasada una grupo de ladrones se subió al mismo alimentador para robarlo dos veces el mismo día.

Ni que decir de la banda identificada por los mismos usuarios que roba en la estación de Alcalá en horas pico. Los relatos que se escuchan en TransMilenio van desde “prefiero que el bus vaya lleno, porque desocupado lo roban más” hasta “no me hago en las puertas porque aquí roban con cuchillo”.

En junio del año pasado, el alcalde de Enrique Peñalosa presentó el grupo de policías encubiertos que reforzarían la seguridad en el sistema. El mandatario señaló en su momento que en 2016, para esa fecha, la seguridad había mejorado. Sin embargo, esto va en contra del pensamiento de los que a diario esperan un articulado y han sido víctimas.

Luego del asesinato de Leonardo, la policía aseguró que reforzará los controles y que con la implementación del Nuevo Código de Policía serán más severos con aquellos que agredan a los demás ciudadanos e incluso los uniformados.

 

Los colados

TransMilenio no empezó el 2017 con pie derecho, ya quedó claro. Los colados son otro de los fuertes dolores de cabeza que tiene y por más medidas que se han tomado en el pasado parece que no se ha encontrado la solución definitiva. Ya hay una persona muerta por esta razón.

La gerente de TransMilenio, Alexandra Rojas, rechazó la muerte del joven y el comportamiento de los ciudadanos que deciden colarse, además aseguró que “este año vamos a implementar un plan anticolados y esta semana llega un experto internacional anticolados con el que vamos a tener reuniones, porque este es un tema muy importante para la actual administración. No encontramos ninguna razón que permita que un ciudadano decida robarle plata al sistema, que es al fin y al cabo a los bogotanos”.

El alcalde Enrique Peñalosa mencionó en su Twitter que la muerte del trabajador de Recaudo Bogotá fue consecuencia de la falta de sanciones: “asesino de Leonardo tenía antecedentes por porte ilegal de armas, hurto y tentativas de homicidio”. Y es cierto, pero William Monroy no ha sido el único colado en el sistema.

La misma Rojas mencionó que el tema de colados es parte es una cuestión de cultura. El conconcejal Jorge Torres coincidió y por medio de un comunicado comentó que “ha sido relegada la cultura ciudadana y ahí están las consecuencias. Hay que inculcar en las personas respeto, valores, sentido de solidaridad, entre otros aspectos, y de esta forma que no tengamos que lamentar situaciones tan graves como la que hoy nos enluta y entristece”.

Y si bien es cierto que los bogotanos no deberían colarse, la administración actual tampoco ha trabajado en una estrategia de cultura ciudadana en TransMilenio donde se necesita con urgencia. “Han sido reiterados los llamados para que la actual Administración Distrital implemente campañas que conduzcan a un cambio cultural en TransMilenio. Durante 2016 la alcaldía señaló que dicho trabajo pedagógico se encontraba en planificación, pero ya es momento de pasar a una implementación urgente”, agregó Torres.

Mientras se continúan con lo operativos y los bogotanos aprenden a no colarse, se espera que no hayan más víctimas como Leonardo Licht.


"Este año vamos a implementar un plan anticolados y esta semana llega un experto internacional  con el que vamos a tener reuniones, porque este es un tema muy importante para la actual administración", Alexandra Rojas, gerente de TransMilenio.


¿Qué ha hecho TransMilenio con los colados?

El sistema informó que “ha venido realizando diferentes trabajos de mantenimiento en la infraestructura del sistema para beneficio de los usuarios y buscando la prevención por accidentes que se puedan generar por el fenómeno de la evasión. Durante 2016, se instalaron 4000 metros lineales de cerramientos tubulares en las estaciones Calle 40 Sur, Santa Lucía, Calle 63, Jiménez, Tercer Milenio, Consuelo, Socorro, Calle 22, Calle 19 y Granja Carrera 77”.

A eso se le suma la restauración de las fachadas de vidrio de las estaciones de la troncal Calle 80, Américas – Calle 13 y Eje Ambiental. “Dentro de las actividades realizadas se encuentran la instalación de marcos más robustos en las puertas y cambio de películas de seguridad”, aseguraron.

Otra de las estrategias que se implementaron en 2016 en contra de los colados fue el operativo de vigilancia con elementos electrónicos tipo PDA con los que se midieron 16.000 usuarios y de esos 2000 tuvieron que devolverse a pagar el pasaje.


También le puede interesar:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo