Así vive Rafael Uribe en la cárcel La Picota

Por Andrea Acosta

El general (r) Gustavo Adolfo Ricaurte, en entrevista con Mañanas BLU 10 AM, de Blu Radio, explicó las medidas de seguridad que tiene el Inpec con Rafael Uribe Noguera en la cárcel La Picota; teniendo en cuenta que Uribe Noguera es considerado un preso de alta peligrosidad.

El general Ricaurte, exdirector del Inpec, explico que existe una diferencia entre los centros carcelarios para sindicados y los centro carcelarios para condenados, siendo La Picota un centro carcelario para condenados, teniendo mayor seguridad que otras cárceles, a pesar de que Uribe sea aún sindicado.

Además La Picota, es un centro para aquellos presos que tiene una condena superior a 10 años de prisión; cuando la condena entra a hacerse efectiva, el condenado queda bajo la responsabilidad del director del Inpec.

Rafael Uribe esta siendo monitoreando todo el tiempo por cámaras de seguridad que lo están grabando constantemente dentro y fuera de la celda.

El general afirmó que los horarios establecidos de Rafael Uribe para comer, dormir e ir al baño son diferentes y especiales; el almuerzo lo recibe a las 3 de la tarde, entre otros controles que se manejan de acuerdo a un manual previamente establecido.

El procedimiento para la comida de Rafael Uribe es totalmente estricto para evitar posibles envenenamientos, de este modo, se lleva un registro de quién los prepara, los sirve, los lleva hasta la celda, haciendo seguimiento de todas las personas que tienen acceso a la alimentación de Uribe.

Cuando se debe hacer un traslado, para salir de la celda, debe salir esposado de pies y manos con el fin de evitar alguna agresión a los guardas de seguridad, intento de fuga o enfrentamientos.

Los artículos de uso personal son totalmente supervisados, solo se le permite tener dos camisetas blancas, una toalla, un pantalón y un par de zapatos.

Blu Radio, afirmó que "solo un máximo de cuatro funcionarios del Inpec tienen acceso a esta zona del complejo penitenciario".

Además explicó que las audiencias virtuales son un proceso para minimizar los riesgos que puedan atentar contra la integridad de los sindicados, que se aprobó con el Consejo Superior de la Judicatura, hasta el momento ya van más de 50 audiencias que se han realizado de esta forma.

También le puede interesar:

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo