Francisco Uribe Noguera: "Yo le dije al Gaula que Rafael mató a Yuliana Samboní"

Por Publimetro Colombia

El abogado Francisco Uribe Noguera, hermano de Rafael Uribe Noguera, narró lo sucedido en la noche en la que su hermano habría asesinado a la niña Yuliana Samboní, y aseguró la inocencia tanto de él como de su hermana Catalina.

En entrevista con la revista Semana, Francisco Uribe Noguera comentó que se enteró de lo sucedido por una llamada del Gaula, luego de que Rafael hubiera raptado a Samboní en el barrio Bosque Calderón, pero que no le pareció nada raro” debido a lo que suele suceder con su hermano cuando está bajo la influencia de las drogas.

” Yo fui con el Gaula al apartamento donde vivía mi hermano a buscar el carro y no lo encontramos. Antes de eso mi esposa Laura se encontró con Catalina, quien tenía un almuerzo, y mi hermana le pidió el favor de que fuera a un apartamento en la 66 que mi hermano tenía vacío y estaba alquilando (…) mi hermana ni siquiera canceló su almuerzo”, dijo Francisco.

El abogado recordó que luego se dio el altercado entre Catalina y el vigilante Fernando Murillo, y luego intentó abrir el apartamento de Uribe Noguera sin éxito. Francisco se metió a la escena del crimen por la ventana, y aunque vio un zapato de Samboní en el carro, no vio en ningún lugar el cadáver de la niña.

Lo que sí vio fueron regueros del aceite, pero para esto Francisco tiene una explicación. “mi hermano en el pasado cuando tomaba mucho y consumía droga se untaba de aceite, con lo cual dañaba cosas (especialmente ropa) e indignaba a toda la familia”, aseguró. No explicó por qué apareció con aceite el cuerpo de la víctima.

Después de una hora, en la que Catalina y Francisco trataron de calmar a su hermano, este les dijo que la niña “se había bajado del carro y había corrido hacia arriba. Yo le pregunté qué había tomado y qué había consumido. Me dijo que se había tomado una botella y media de aguardiente y había consumido mucha cocaína”.

Posteriormente, Francisco llamó a un abogado amigo de su esposa para que le recomendara qué hacer, y este le sugirió llevar a su hermano a una clínica. Se dirigieron a la Clínica Monserrat, según Uribe Noguera, porque allí atienden casos de drogadicción.

“Me dijo que no tocara nada y que la situación de Rafael era grave porque él tendría que responder por lo que le pasara a la niña después de haberse bajado del carro. La verdad es que ni antes ni después de ese consejo tocamos nada con Catalina, salvo las puertas de los clósets y el morral que él trajo”, dijo Francisco Uribe Noguera sobre la llamada a su abogado.

En el taxi, Rafael habría confirmado a su hermano que cometió el crimen, por lo que Francisco llamó al Gaula. ” Él me dijo que en el carro la niña había empezado a gritar, él le había tapado la boca y la niña se había ahogado, y que la había ocultado bajo el jacuzzi. Por lo que me enteré después, lo de la muerte en el carro no era verdad, pero en ese momento yo se lo creí”.

Según Francisco, ni él ni su hermana vieron nunca el cadáver de Yuliana Samboní. “Nos han acusado en innumerables ocasiones de haber alterado la escena del crimen, de haber lavado el cadáver de la niña, de haberle echado aceite para borrar las huellas, y además de emborrachar y drogar a mi hermano. La verdad es que ni Catalina ni yo ni siquiera vimos el cadáver de la niña”, dijo.

Francisco Uribe Noguera reconoció que su familia está destrozada. “En mi caso es como si me hubieran cortado un pedazo de corazón y es un dolor que no se va, ni siquiera puedo pensar lo que pueden estar sintiendo mis papás en este momento (…) Esta es una tragedia para nuestra familia, pero no ha pasado un minuto en que no dejemos de pensar que la tragedia es aún peor para la familia de Yuliana”, dijo.

La entrevista completa puede leerse aquí.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo