Supertransporte cancelará licencias a conductores de vehículos piratas

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Una investigación de la Superintendencia de Transporte determinó que los conductores de vehículos piratas en el país no están siendo sancionados como deberían. Las secretarías de tránsito municipales y departamentales han dejado de sancionar a miles de estos transportadores ilegales, en especial, los correspondientes a la plataforma Uber.

Según la Superintendencia, se han sancionado a 71.753 conductores por prestar transporte público no autorizado entre enero de 2015 y septiembre de 2016, el cual incluye Uber pero también servicios como mototaxismo y buses ilegales. De estos, solo 1725 licencias (el 2,4%) fueron suspendidas y 306 (0,4%) canceladas, aunque la sanción a los conductores de vehículos piratas es la cancelación de la licencia.

El 88% de estas multas corresponde a vehículos particulares, el 8% a vehículos de servicio público y el 4% restante a vehículos de otras modalidades, como transporte pesado. Este porcentaje cuenta a automóviles y motocicletas.

“La falta de control por parte de las autoridades de Tránsito y Transporte permite la prestación del servicio público de transporte en vehículos que no cumplen con las condiciones de seguridad ni cuentan con las pólizas de seguros que dan cobertura al riesgo de los pasajeros. Adicionalmente crean una distorsión del mercado que genera desequilibrio económico de las empresas habilitadas”, dijo el superintendente de Transporte Javier Jaramillo Salgado.

Las ciudades donde más casos de transporte ilegal se han detectado son Barranquilla con 6221 infracciones, Bucaramanga (6077 infracciones), Cali (4865 infracciones) y Medellín (3268 infracciones). En Bogotá se han producido 2040 multas, y las supera Cartagena y Cúcuta.

Cabe también anotar que de estas multas menos del 25% han sido pagadas. El 62% se encuentran en trámite administrativo, el 8% en otro tipo de trámite y el 5,7% de los comparendos ha sido anulado por errores de procedimiento. Es decir, más de 4000 conductores de vehículos piratas se salvaron de las sanciones y, según Salgado, “seguramente hoy siguen ‘pirateando’ en las principales ciudades del país”.

El problema no es menor. Aunque Uber ha estado en el ojo del huracán por sus enfrentamientos con el gremio de taxistas, la preocupación más grande radica en el mototaxismo: ciudades como Cali y Bucaramanga han perdido entre 2,5 y 3 millones de pasajeros anuales por los mototaxis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo