Equipo negociador del Gobierno con el Eln viajó a Quito para destrabar diálogos

Quienes se trasladaron a Ecuador son Eduardo Herrera, Alberto Fergusson y Luz Helena Sarmiento.

Por María Esperanza Arias Herrera

A este grupo de personas se les encargó la misión de destrabar los diálogos de paz que debieron empezar el pasado 27 de octubre, pero que fueron suspendidos debido a que el excongresista Odín Sánchez aún permanece secuestrado por esta guerrilla.

Estos negociadores se reunirán con la mesa técnica que permanece en Quito para buscar soluciones a la crisis por la que atraviesa la relación entre el Gobierno y el Eln debido a los últimos hechos violentos que se le atribuyen al grupo guerrillero, como el asesinato de dos policías cerca de Yopal.

Sin embargo, el Eln no ha confirmado su responsabilidad en estos casos y reitera que la liberación de Sánchez no fue pactada por las partes como condición para empezar los diálogos.

A través de Twitter, la segunda guerrilla más grande del país se refirió al tema diciendo que la entrega del excongresista se realizará en el transcurso de la primera ronda y durante el mismo tiempo se otorgará el indulto a dos guerrilleros presos.

“El Eln ha sido claro que ni dialoga ni negocia bajo imposiciones, y no permitirlas es parte de su dignidad y su personalidad”, agregaron en un trino.

La frase:


“A Colombia y la comunidad internacional, el Eln reitera que no desistirá de buscar con ahínco la paz, porque ese es el camino para el país”, dijo el Eln.


Los argumentos de la guerrilla

Según el Eln, desde que la guerrilla y el Gobierno iniciaron los diálogos “se establecieron las reglas del juego… Se partió de reconocer que éste se realizaba entre dos partes con iguales deberes y derechos en lo que sería diálogo y negociación. Dentro de las reglas acordadas con el gobierno, se concluyó que acordar y cumplir era regla de oro para la paz”, manifestaron.

Pero, argumentan que Santos, a pocos días de definirse la fecha para abrir la mesa pública, puso como condición la liberación de Sánches. “¿Por qué Santos pretende imponer nuevas condiciones luego de firmada y publicada la agenda?” cuestionaron.

Por eso señalan que la liberación del excongresista se daría siempre y cuando el gobierno Cumpa su compromiso de conceder dos indultos en un plazo de 30 días”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo