“Gobierno y elites dominantes temen participación social en proceso de paz”: Eln

Por EFE/EA
La frase:

“Instalada la mesa en Quito se pactarán acciones y dinámicas humanitarias. Allí se tratarán las retenciones (secuestros). Subpunto 5f de la agenda acordada”, se lee en uno de los trinos del Eln.

El Eln y el Gobierno debían haber abierto formalmente diálogos de paz el pasado jueves en Quito, pero el presidente Juan Manuel Santos decidió que sus representantes no participaran en las conversaciones en tanto no se libere al excongresista Odín Sánchez, en poder de la guerrilla.

En un comunicado, el Eln responsabilizó al Gobierno de la suspensión de las conversaciones y negó que haya incumplido los acuerdos previos, pues asegura que estos establecían la liberación del secuestrado durante la primera mesa de negociaciones.

La responsabilidad en la no instalación de la mesa, esta en el incumplimiento del Gobierno a los acuerdos previos, en los que se contemplaba la liberación de un tercer retenido, en este caso Odin Sanches, después de la instalación del 27 de Octubre y en el transcurso del ciclo de Quito”, señalaron.

La organización armada reitera que desea “unas negociaciones de paz transparentes y de cara a la sociedad” y considera que el resultado del plebiscito que rechazó el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc muestra “la importancia que tiene una construcción participativa de la paz y sin temas vedados”.

La nota asegura que el Gobierno, “violando lo pactado”, canceló la apertura de la negociación con el pretexto del cautiverio de Sánchez y dice que él y su hermano Patrocinio (por quien se intercambió el excongresista) “son personas poco gratas para los fondos públicos del departamento del Chocó y para las gentes de la región que han sufrido el terror paramilitar”.

Sobre la participación de colectivos sociales y populares en el proceso de paz, la guerrilla indica que “la toma de las calles por las organizaciones y comunidades, los cabildos y las asambleas populares, le producen pánico a la oligarquía colombiana”.

El grupo insurgente expresa su profundo dolor por la “instalación fallida” de la mesa de diálogo “y el bloqueo que con ello ha sufrido la búsqueda de la paz completa en Colombia”.

El comunicado, firmado por el jefe negociador del Eln, ‘Pablo Beltrán’, así como por los integrantes de la delegación de diálogo del Eln, Aureliano Carbonel y Bernardo Téllez, invita a comunidades, sindicatos, colectivos sociales y religiosos y representantes de diferentes organizaciones “a seguir defendiendo un proceso de paz inclusivo y sin temas vedados”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo