El Congreso se quedó sin nada que hacer después del triunfo del "no"

Los congresistas llevan casi dos semanas con las manos cruzadas porque ellos estaban preparados para trabajar en el ‘fast track’ que pasaría el Presidente para aprobar de manera rápida todos los proyectos que pondrían a funcionar el acuerdo de paz con las Farc.

Por eso, no agendaron debates en las semanas siguientes al plebiscito porque daban por hecho que el ‘sí’ ganaría. Pero, el panorama les cambió por completo cuando ganó la opción que nadie esperaba.

El único “plato fuerte” que han tenido fue un debate realizado la semana pasada, en el que discutieron la estrategia que el Centro Democrático usó para la campaña del ‘no’, después de que Juan Carlos Vélez reconociera en una entrevista que dicha campaña no fue la más limpia.

Ahora se espera que este miércoles, cuando se radique la reforma tributaria, los parlamentarios vuelvan a tener un tema en el cual puedan concentrarse.

Loading...
Revisa el siguiente artículo