Andrés Felipe Arias se queja porque a las Farc les dan curules y a él cárcel

En una entrevista para El Espectador, el ministro de Agricultura en el gobierno de Álvaro Uribe contó por qué dice ser un perseguido político del Gobierno de Juan Manuel Santos.

Por PUBLIMETRO/EA

“Para ellos (las Farc), curules; para nosotros, cárcel o exilio. ¿Será sostenible así la paz de La Habana?”, señaló Arias cuando El Espectador le preguntó por la coincidencia de su captura con el cierre de los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc. “Hay coincidencias tan dicientes, tan elocuentes, que es difícil no concluir que ocurren por diseño y premeditación. Y ha sido tan impecable el diseño, que hoy en Colombia salen mejor librados quienes intentaron arrodillar al resto de la población con masacres, secuestros y extorsión que quienes quisimos mejorar a Colombia honorablemente desde la legalidad y el servicio público”, aseguró el exministro.

Arias dijo al medio que Agro Ingreso Seguro, el programa por el que se le acusa de cometer irregularidades, fue muy exitoso; que cree en el apoyo que le brinda Uribe y sus compañeros del partido y que no pagará ni un día de cárcel porque es inocente.

“Cada hectárea de frontera agrícola que conquistábamos era una hectárea menos de coca y de más trabajo para las zonas rurales. Es decir, menos combustible para las Farc y los demás grupos ilegales. ¿Cómo arrepentirme de apoyar y haber participado del cambio positivo que Colombia vivió durante nuestro gobierno?”, manifestó al diario.

Agregó que Estados Unidos le dará respuesta a su solicitud de asilo antes de que sea extraditado y para eso entregó cientos de pruebas que demuestran que lo están acusando de cometer un delito por sospecha, porque en la sentencia de la Corte Suprema de Justicia no se demuestra algún tipo de asociación.

“Yo los invito a que lean la sentencia cambiando mi nombre por el de cualquier otra persona. Se darán cuenta, ya sin la resistencia que pueda generar mi nombre o la asociación mental que hagan con Uribe, de que ni siquiera en la propia sentencia hay sustento alguno para condenarme. Por ejemplo, allí leerán que a la Fiscalía no se le puede exigir que demuestre el plan criminal porque, según la Corte, en este tipo de delitos generalmente no quedan testigos que lo corroboren o documentos que lo comprueben. Mejor dicho, me condenan por sospecha. Si eso no es persecución de un sector en el poder contra de otro por fuera del poder, ¿qué lo puede ser?”, afirmó Arias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo