Mueren dos indígenas en jornada de protestas del paro agrario

Por EFE

El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, confirmó que dos indígenas fallecieron en el departamento del Cauca, en el suroeste del país, durante la jornada de protestas del paro agrario que comenzó el pasado lunes.

Con ellos son ya tres los indígenas fallecidos desde que comenzaron las protestas, pues el primer día falleció Willington Quibarecama Nequirucama al caer de un viaducto tras evitar una tanqueta policial en Buenaventura, en la costa del Pacífico.

Además: Balance paro agrario y paro docente 1 de junio de 2016

“En cuanto a los dos indígenas muertos en protesta, se están estudiando todas las líneas de investigación”, señaló Villegas en una declaración a periodistas en la que señaló que no hay evidencias de que los fallecimientos hayan sido “por actos de la Fuerza Pública”.

Los indígenas Gersain Cerón y Marco Aurelio Díaz Ulcué murieron en el corregimiento El Pital, que hace parte del municipio de Caldono, al recibir varios disparos durante una refriega con el Escuadrón Móvil Anti Disturbios (Esmad) de la Policía, según la Cumbre Agraria, Étnica, Campesina y Popular, convocante de la protesta.

El incidente se produjo en un sector de la Vía Panamericana donde los indígenas pusieron obstáculos para impedir el tráfico de vehículos.

“Respecto a la muerte de dos indígenas en la Vereda El Rosal, Corregimiento El Pital, en la Vía Panamericana, el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General de la Nación investiga estas dos lamentable muertes en compañía de otros organismos, para lo cual cuenta con todo el apoyo de la Fuerza Pública”, señaló el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Según la información oficial, “otros cinco indígenas y un menor de edad también resultaron heridos, entre ellos tres que se encontraban manipulando artefactos explosivos que utilizaban en las protestas”.

La huelga de sectores campesinos e indígenas, principalmente, fue convocada en rechazo a las políticas gubernamentales que consideran no responden a las necesidades de los habitantes de las zonas rurales y por el supuesto incumplimiento por parte del Gobierno de lo acordado en huelgas anteriores, como la de 2013, que paralizó las carreteras en buena parte del país, y otra de 2014.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo