Sandra Valencia: ‘soy el terror de las lentejas el 31 de diciembre en mi familia’

Así vive la Navidad Sandra Valencia, presentadora de Teleantioquia Noticias, directora del informativo G24 en Colmundo radio, elegida recientemente como la Mejor Presentadora de Noticias Regionales del País en el 2015.

Por ARIADNE AGAMEZ

¿Cuéntanos cómo vives la temporada navideña?

Medellín, es una ciudad muy movida, entonces en mi entono familiar, tanto mi esposo como yo manejamos una agenda muy agitada todo el año, en esta época ya tratamos de estar un poquito más mesurados, de hacer balances de las cosas que hemos logrado, de lo que nos falta, pero pensándolo siempre como familia.

Las fechas tradicionales de la Navidad, ¿cómo las celebras?

Siempre las velitas para mí son fundamentales, enciendo cada 7 de diciembre 24 velas, 12 velas con los propósitos del próximo año y 12 velas en agradecimiento por cada mes del año anterior. El 24 de diciembre es fundamental hacer la novena del Niño Dios, hay natilla, buñuelos, hojuelas y manjar blanco. Nos reunimos para la cena familiar y a las 12 de la noche hacemos una oración, un brindis y nos entregamos los regalitos que son tradicionales, el traído del niño Jesús, que creo es una tradición que no se debe perder.

¿Qué no puede faltar el 31 de diciembre para recibir el año nuevo?

El 31 de diciembre en la noche vieja, no pueden faltar las 12 uvas, el brindis de la media noche y yo soy creyente número uno de la oración y de repartirle lentejas a todo el mundo (risas), incluso a mitad del año mis bolsos todavía tienen restos de lentejas del 31 de diciembre.

¿Qué significan las lentejas para tí?

Para mí representan abundancia, prosperidad y es muy buen pronóstico, digamos, regalarle las lentejas a los seres que uno quiere porque es como sinónimo de abundancia, de esos buenos deseos, para que nunca les falte nada.

¿Y tienes alguna manera específica para hacer la entrega de las lentejas?

Cojo el puñadito de lentejas, me le acerco a la persona que, entre otras cosas, me tienen como que soy ‘el terror de las lentejas’ en la familia, (risas) porque llego con el puñado, le pido que extienda las manos y que cierre los ojos; y le digo: “mis mejores deseos para este nuevo año son los propósitos de bienestar tanto en la parte de salud, como espiritual y por supuesto que tengas mucha, mucha abundancia, te lo entrego de corazón en nombre del Señor”. Es más o menos el ritual. Entonces todos dicen ‘uy no, hay viene con las lentejas’ y salen corriendo, pero otras personas de mi familia si le tienen mucho agüero a las lentejas que les entrego y otros me persiguen diciendo bueno ‘las mías, las mías’, es que lo hago con mucho corazón y siempre ha sido así.

¿Y también tienes tradiciones con la ropa interior o salir a la calle a dar la vuelta a la manzana con la maleta?

Hasta que tenía como 17 años siempre las primitas molestábamos mucho con ese tema del amarillo en la ropa interior, pero ya no hay tiempo para tanto ritual, (risas) te imaginas uno pensando en el cuco amarillo, en las 12 uvas, en la champaña, en las lentejas, en el abrazo. Ya no hay tiempo para tanta cosa, entonces lo que hago siempre es que empiezo con las uvas, el abrazo por supuesto, orando a Dios por el nuevo año y ya inmediatamente cuando se empiezan a felicitar, inicio con el ritual de las lentejas y ya no más, porque no hay tiempo de más (risas).

¿Cuál tradición de la Navidad quisieras que conserve tu hijo?

Es muy importante que los niños de esta generación no pierdan esa conexión con las tradiciones de los abuelos y por eso es que desde pequeñitos ellos deben conocer los valores de la Navidad, que es una época más espiritual, antes que material; que si te portas bien todo el año de alguna manera estas construyendo, ganándote ese deseo de Navidad que tienes del último juguete y demás, pero eso no debe ser lo importante, que entienda que la Navidad es un momento muy espiritual que se debe vivir desde el corazón y con buenas intenciones conectadas con Dios.

¿Te gustaría agregarle algo a la celebración de la Navidad en Colombia?

Después de haber vivido 3 años en España, lo que rescato es que extienden la navidad hasta el 6 de enero, cuando celebran el día de los Reyes Magos; es como la costumbre que he tratado de implementar aquí, que también lo celebremos, para alargar más la fiesta (risas), entonces los colombianos podríamos extender la Navidad hasta el 6 de enero, pero en serio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo