Así es el pesebre en vivo más grande del Atlántico

El maestro artesano Tomás Urueta junto a un equipo de 80 personas escenifica las más bellas postales vivas del nacimiento del Niño Jesús, en Usiacurí, Atlántico. Mañana se presentan en Barranquilla.

Por Lina Robles Luján

Tomás Urueta a sus 81 años de edad continúa organizando, personalmente, cada detalle del pesebre en vivo más grande del Atlántico, en Usiacurí. “Somos en total más de 80 personas que desde noviembre estamos ensayando los pasajes bíblicos de la Navidad para representarlos en diciembre”, dijo Urueta en entrevista con PUBLIMETRO.

Este pesebre, que viaja por los municipios del Atlántico y del país, tiene que trasladar a sus actores naturales, la enramada de la pesebrera hecha en palmas naturales y una pequeña granja itinerante compuesta por un burro, una vaca, un caballo, 2 cabras, 3 gallinas y 2 corderitos. “Una vez el burro comenzó a rebuznar y terminó tumbando a la Virgen María en pena escena, esto puso a reír a todos los asistentes porque en este pesebre hasta los animales actúan”, recuerda Urueta, entre risas.

21 años de tradición

El veterano artesano y fundador del pesebre vive orgulloso de sus rasgos indígenas Mokaná; y aún recuerda aquella vez en que la fue participó como actor en la cinta La Misión junto a Robert De Niro y Jeremy Irons, que fue rodada en Cartagena. “Actué haciendo el papel de un profesor indígena que le enseñaba a los niños”, cuenta y esa pasión por la actuación la volcó en los niños que hacen parte de su pesebre. “Ahora yo les enseño a mis actores naturales”, asegura.

Según Urueta, todo comenzó cuando la primera dama de la nación, Nora Puyana de Pastrana, organizó junto a la Gobernación del Atlántico un concurso de pesebres en Usiacurí.   “En ese momento se me ocurrió que, como a Usiacurí le dicen el pesebre del Atlántico, teníamos toda la escenografía natural para representar un pesebre”.

En ese momento comenzó a convocar a niños y jóvenes de todo el pueblo a que se unieran a su idea.   Finalmente los campesinos de los alrededores aportaron los animales a la escena.

Un pesebre Mokaná

Al principio los actores que representaban en pesebre eran escogidos por sus rasgos indígenas provenientes de la etnia Mokaná. “Así lo hicimos en el comienzo, pero después comenzamos a utilizar actores de todas las razas”, asegura su creador.

También Urueta recopiló las nanas o canciones de cuna que eran interpretadas por los adultos mayores de Usiacurí y algunos de estos versos son entonados durante el show.

En la actualidad, el espectáculo comienza sus ensayos en noviembre y sus integrantes ensayan dos veces por semana. El pesebre viaja con luces, amplificación y un vestuario hecho a mano en el taller de Tomás Urueta. “Los vestidos para el pesebre son diferentes según la posición de sus actores. En cuero son los de los pastores, los ángeles son de fantasía y los de los Reyes Magos fueron diseñados para que representarán la suntuosidad del Oriente”, explica el artesano.

En escena, el nacimiento del Niño Dios, cuenta con un narrador, dos villancicos dramatizados, un coro, y los actores van haciendo ofrendas   “muy costeñas” a Jesús recién nacido. “Nuestros actores, que en su mayoría son hijos de campesinos, al igual que el pesebre original de Belén, le van llevando al niño pescado, pavos, corozos, queso costeño, bollos y demás delicias y frutos de nuestra tierra”, anota Urueta.

La representación tiene una hora de duración y está creada para presentarse solamente en plazas y espacios al aire libre. “Nuestra intención es difundir las tradiciones cristianas de la Navidad”, resalta su creador.

En estos 21 años, el pesebre ya cuenta con familias de actores que cubren tres generaciones, entre hijos, nietos y bisnietos. “La virgen y San José ya hacen parte del cartel oficial y el recién nacido de este año, ya está escogido, y   tiene dos meses”.

El sueño de su fundador es que su pesebre pueda ir a otros países para recorrer el mundo. “Estaré haciendo mi pesebre hasta cuando Dios quiera porque mi intención es hacer felices a los niños a través del arte”, concluye Urueta.

Próximas presentaciones

El tradicional Pesebre de Usiacurí estará mañana martes 22 de diciembre a las 3 p.m. en la Plaza de la Biblioteca Meira Delmar, en Barranquilla.

El miércoles 23 de diciembre, en una presentación de gala, este nacimiento, se representará en Usiacurí, frente a la iglesia desde las 8 p.m. y el 26 de diciembre estará en la inauguración de la Plaza San Roque, en Barrranquilla a las 4 p.m.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Árboles gigantes y copos de nieve iluminan la Navidad barranquillera

LE PUEDE INTERESAR: La Ruta Navideña en Barranquilla

PARA LEER: Así operará Transmetro en época de vacaciones

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo